Connect with us

Capital Político

Hacienda pone lupa a delegado

La Unidad de Inteligencia Financiera tiene datos muy interesantes del buen Rigoberto.

Redacción

Published

on

Todo parece indicar que la embestida en contra del delegado en Tláhuac, Rigoberto Salgado, va muy en serio y, si todo sigue como va, en breve podría entrar en la cárcel el primer gobernante de Morena, aunque sea muy menor.

A una semana de que fuera implicado en los hechos que derivaron en el operativo de la Marina para acabar con el capo Felipe de Jesús Pérez Luna, parece que todo Morena se formó en escuadrón para arropar al funcionario, pero con sus reservas.

Si bien es cierto que algunos morenos en la Asamblea Legislativa del DF y en la dirección local de su partido han salido a tratar de apoyarlo, también es cierto que quien ha estado muy calladito es el líder nacional, Andrés Manuel López Obrador.

Ácido como es para criticar todo lo que huela a corrupción, aunque no tenga las pruebas, el tabasqueño se ha abstenido de meterse en el tema y quizá haga bien, pues los indicios de vínculos de Salgado con el cártel de Tláhuac son serios.

El que el delegado haya hecho un tour de medios para dar su versión de los hechos y haya presentado escritos donde, supuestamente, solicitó apoyo del gobierno de Miguel Ángel Mancera para operativos policiacos, es debatible.

Se puede entrar en el terreno de la especulación y aterrizar en un intercambio de acusaciones, a fin de caer en la frase fácil de que a Morena lo atacan porque va arriba en las encuestas y lo quieren bajar.

Pero el asunto se pone peliagudo para los pejistas porque la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda tiene datos muy interesantes no sólo del buen Rigoberto, sino de su familia directa.

Parece que el delegado tendrá que demostrar de dónde salió tanta lana para adquirir propiedades y negocios en tan poquito tiempo, y eso no se puede politizar. Son datos duros y contables.

En una de esas, Salgado puede ser enjuiciado por esa vía y, aunque por supuesto él sería una simple sardina comparada con los peces gordos que han caído, acabaría haciéndoles compañía a exgobernadores del PAN y del PRI.

De esta forma se empataría el marcador y todos los grandes partidos tendrían a alguno de sus gobernantes en el bote, incluyendo a Morena, con lo que se les acabaría el cuento de la honestidad valiente que han querido implantar en el electorado.

Claro, los pejistas dirán que no se pueden comparar las transas de Javier DuarteGuillermo Padrés con las del delegado moreno y tendrán cierta razón. Pero lo rata no se mide por las cantidades.

Y mientras no se demuestre lo contrario, todos los partidos son igual de ladrones; no hay diferencia.

CENTAVITOS… Por cierto, luego de que la Semovi iniciara operativos en contra de mototaxistas en Tláhuac, a los que el secretario Héctor Serrano declaró ilegales, convendría recordarle al funcionario que en delegaciones gobernadas por el PRD también hay muchos transportes de este tipo, por lo que justo sería que el operativo fuera parejo, nomás para no despertar suspicacias… La que de nuevo recibió un portazo en la frente por andar fuera de su zona es la tlalpense Claudia Sheinbaum, quien quiso entrar a la GAM a encabezar un supuesto foro y le cerraron la puerta. Aunque legalmente fue el Invea quien clausuró el lugar del evento atendiendo una denuncia vecinal, todo el mundo tiene claro que el delegado, Víctor Hugo Lobo, no permite que nadie entre a su territorio sin pedir permiso. Y como, en una de esas, se podrían encontrar en 2018, pues ya le dejó el mensajito.

http://www.excelsior.com.mx/opinion/adrian-rueda/2017/07/28/1178285

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes