Connect with us

Capital Político

Noquean a líderes burócratas

El primero en caer de la gracia —aunque en realidad jamás estuvo— de la jefa de Gobierno fue Juan Ayala.

Redacción

Published

on

Adrián Rueda

Si los dirigentes sindicales del Gobierno de la Ciudad de México creían que el haber operado en contra de las campañas de Claudia Sheinbaum y de YSQ iba a quedar en el olvido, ya se dieron cuenta de lo equivocados que estaban.

El primero en caer de la gracia —aunque en realidad jamás estuvo— de la jefa de Gobierno fue Juan Ayala, quien desde las elecciones de 2015 se la jugó con Miguel Ángel Mancera y el PRD, y en dos ocasiones falló en su intento de ser diputado local.

Con todos los recursos económicos y humanos que, en teoría, le daban el ser líder de más de 100 mil burócratas, no pudo ganar, primero, un distrito pequeño de Iztacalco y, después, tampoco el distrito más seguro para el PRD capitalino en GAM.

Con la doble derrota a cuestas y la llegada de Morena al poder, Ayala intentó, primero, amedrentar a las nuevas autoridades y, después, ganarse a Sheinbaum, pero en ambas estrategias falló y ahora se debe dar por bien servido si sale limpio de su encargo.

La semana pasada celebró una votación a mano alzada para lanzar la convocatoria, a fin de que, entre el 10 y el 11 de julio, se lleve a cabo la elección del dirigente del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno capitalino, puesto en el que quiere repetir.

Alguien le debió decir a Ayala que la nueva Ley Laboral, aprobada recientemente por el Congreso, especifica que toda votación sindical debe ser por medio del sufragio directo y secreto, cosa que se obvió en la pasada asamblea.

Además, el dirigente parece haber olvidado que una resolución de la Procuraduría Federal del Trabajo declaró la nulidad del proceso por el que intenta reelegirse por cuatro años más al frente de los burócratas capitalinos, por lo que no hay manera de que lo logre.

Al no ampararse contra esa resolución, Ayala perdió toda oportunidad y está engañando a sus seguidores, pues incluso Joel Ayala —no es su pariente—, líder de la FSTSE, agrupación a la que pertenece el sindicato, ya dio su visto bueno para que lo dejen fuera.

Y como para que la cúpula sindical capitalina vaya viendo que es en serio que los traen en la mira, la jefa de Gobierno interrumpió su festejo de cumpleaños para anunciar que Héctor Carreón Garcés, líder de los trabajadores de Salud de la CDXM, no la pasará bien.

La funcionaria dijo que ha recibido varias denuncias por supuesta venta de plazas, negocios ilícitos en la distribución de medicinas y control de asistencias y operaciones de hospitales públicos en la capital, y que la Procuraduría y la Auditoría ya arman un expediente.

Además de administrativas, de haber responsabilidad, las acciones serían penales, pues hay evidencias de que vendió unas 200 comisiones —puestos de aviadores—, lo que sí representaría una buena lana.

CENTAVITOS

Por cierto, la nulidad del proceso a Ayala le pegaría a otros 23 líderes de secciones sindicales, que ya se reeligieron, pero que se caerían en cualquier momento por ilegales. Vaya efecto dominó a la cúpula.

Lo nuestro es la #política en la #CDMX; si en verdad te late la grilla chilanga en las redes, visita nuestra página: http://elinfluyente.mx

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes