Connect with us

Investigación

ENERGÍA SEXUAL CDMX / Los pezones de Melania

Hace siete lustros, la mente de del Villar tenía claro que el más grave riesgo para la seguridad del país era el tráfico de drogas…

Redacción

Published

on

Jorge Samuel Del Villar 

 Es 1984 y un joven periodista de apellido López Dóriga, hace del dominio público en su columna del periódico Novedades, operativos estratégicos confidenciales redactados por el inquieto asesor presidencial para asuntos especiales, Samuel I. del Villar. Fueron dos las planeaciones nodales más relevantes que del Villar realizó en su paso por aquella asesoría presidencial. La primera, la fundamentación legal y la planeación logística para detener al líder petrolero La Quina. La segunda, en la época en que no había computadoras, teléfonos celulares, no se diga, internet, smartphones o localizadores GPS; del Villar realizó una investigación profunda durante meses que le llevó a conocer el lugar preciso de un cónclave secreto en donde se encontraban reunidos todos los líderes más importantes del narcotráfico en México, y una estrategia para su detención. Ninguno de ambos planes se materializó. Hace siete lustros, la mente de del Villar tenía claro que el más grave riesgo para la seguridad del país era el tráfico de drogas. 

No fue hasta el gobierno de Felipe Calderón que se colocó el combate al narcotráfico como columna vertebral de un gobierno federal. No existía otra alternativa pues había territorios enteros en los que las fuerzas de seguridad ya ni siquiera podían ingresar. Tan no había alternativas que los dos siguientes sexenios, rompieron su promesa de desmilitarizar la seguridad pública. Incluso se ha militarizado más.

El combate al narcotráfico aumentó el número de homicidios durante el gobierno de Calderón, en su grandísima mayoría, homicidios entre los mismos grupos del narcotráfico y también de los agentes armados. Una tragedia: pues vale lo mismo la vida de cualquier mexicano. Pero una tragedia resultado de una bomba de tiempo que se dejó multiplicar durante 30 años. 

Se culpó a Calderón por el incremento en la tasa de homicidios. Sin embargo, esta tasa rompió record en el siguiente sexenio y en el actual, hemos vivido el primer semestre más sangriento de la historia de México. Además, en los tres sexenios, se han presentado graves violaciones a los Derechos Humanos. Confirmémoslo con nuestros hermanos centroamericanos, mientras México le hace el trabajo sucio a Trump. Por cierto, ¡¿a quién estaría apoyando Melania al mostrar sus pezones el 4th of July?! 

A partir de 1994, correlacionado con la crisis tequila y asesinatos políticos, se desató una ola de criminalidad, caracterizada por el entonces nuevo delito del secuestro. Los ciudadanos vivíamos A-PA-NI-CA-DOS. Se presentaron movilizaciones ciudadanas sin precedentes pero no hay estadísticas que los sustenten pues NA-DIE declaraba a la policía. Hubo un éxodo de mexicanos, hoy llamados Fifís, aunque fuesen de clase media, hacia EU y Canadá. 

Vale aclarar que la criminalidad en México tiene un componente regional. Es delicado, mas no imposible; hablar en términos nacionales. Cuando entra Calderón, al tiempo que aumentan los asesinatos (principalmente entre narcotraficantes); simultáneamente, muchas zonas del país se vuelven mucho más seguras para los ciudadanos de a pie. La CDMX es un claro ejemplo. De 2006 a 2018, muchos de los “Fifís” que salieron del país, empezaron a regresar de San Diego, Woodlands o Toronto a vivir en las zonas más inusitadas, como el Centro Histórico, la Juárez, la Roma y otras colonias aledañas a la Doctores. Se volvió a ver gente caminar con tranquilidad hasta altas horas de la madrugada. ¿Cuánta gente cercana tuya fue víctima de la delincuencia de 1994 a 2006, en comparación con el periodo de 2006 a 2018?, sería una excelente pregunta para una consulta nacional. Las prioridades en la psique de los ciudadanos cambió en los dos últimos sexeniosEn la última elección la seguridad pública pasó a un segundo término a comparación de la indignación por la corrupción. Lamentablemente, en las últimas manifestaciones ciudadanas (que no son de Fifís, pues los Fifís, los domingos están en Valle o Malinalco), se siente miedo otra vez. 

Lo nuestro es la #política en la #CDMX; si en verdad te late la grilla chilanga en las redes, visita nuestra página: http://elinfluyente.mx

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes