Connect with us

Capital Político

Doblegan vivienderos a la 4-T

¿Cuántos más del gabinete perderán la comunicación con el gobierno?

Redacción

Published

on

Adrián Rueda

Medio año bastó para que Pedro Sosa fuera cesado como director del Instituto de Vivienda de la CDMX, por “perder la comunicación con el gobierno”, dijo Claudia Sheinbaum al justificar la salida de ese “buen hombre”.

La jefa de Gobierno es libre de poner o quitar a quien se le dé la gana, pero la justificación para echarlo abre una serie de interrogantes que más valiera clarificarlas, nada más para ver con qué vara será medido su gabinete.

Porque al decir que Sosa “perdió la comunicación con el gobierno”, lo que Sheinbaum quiere decir en el más puro castellano es que no atendía las gestiones de los vivienderos de Morena, que durante años han sentado sus reales en el Invi.

Desde sus épocas en el PRD, los líderes de izquierda se adueñaron de ese Instituto para armar el lucrativo negocio de la vivienda popular construida con fondos del gobierno, para revender entre sus agremiados.

Además de jugoso, este negocio les dio a los corruptos líderes poder de movilización para conseguir cada año que el presupuesto para este concepto crezca.

Desde las épocas de YSQ como jefe de Gobierno, por órdenes superiores hordas de tabasqueños recibieron viviendas, que por supuesto jamás pagaron.

A su llegada en diciembre, Sheinbaum intentó frenar el negocio que sus compañeros de partido ejercían, pero la presión de esos grupos fue superior y terminó por doblegarla.

Hoy es obligada a cesar a ese “buen hombre”, que lo único que hizo en el Invi fue seguir sus instrucciones de cerrar la llave a los pillos vivienderos, incluyendo a varios diputados y alcaldes morenos, que a través de la vivienda hacen gestiones para sus grupos corporativos.

Luego de cesar a Sosa por estorbar a los corruptos, quedó claro que Claudia perdió la batalla contra esos líderes, con lo que abre un buen boquete en otras áreas como Semovi, Seduvi y otras más donde líderes de Morena tienen también intereses.

Luego de que el director del Invi quedara fuera “por perder la comunicación con el gobierno”, ¿cuántos más del gabinete la perderán, si es que algún día la han tenido? Como la procuradora Ernestina Godoy o el titular de la Policía, Jesús Orta.

Como encargado de despacho en Vivienda queda Rodrigo Chávez, ligado a Martí Batres, quien con esto mete la mano en la construcción de vivienda popular en la CDMX, pues en el de la reconstrucción ya había entrado con Arnulfo Cravioto.

Allá Claudia, pero es como dejar a la mataviejitas a cargo de un asilo de ancianas.

CENTAVITOS

Y hablando de la jefa de Gobierno, una foto de ella a bordo de un gokart en Iztapalapa fue materia de burlas en las redes, pues algunos dijeron que no saben cómo es que se ríe y se divierte mientras la ciudad se cae a pedazos. Los más crueles dijeron que de ese tamañito debe ser el carrito que maneje, y dejar un Fórmula 1 –como es la CDMX– a un piloto de a de veras. ¿Quién le aconsejará tamañas ridiculeces?, se pregunta más de uno.

Lo nuestro es la #política en la #CDMX; si en verdad te late la grilla chilanga en las redes, visita nuestra página: http://elinfluyente.mx

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes