Connect with us

ScrewBall

ScrewBall / La justicia, según el diccionario Sheinbaum

Claudia Sheinbaum juega con fuego y podría ser acusada de incurrir en un desacato judicial

Ernesto Osorio

Published

on

Ernesto Osorio

En plena cruzada contra la corrupción y el combate a la ilegalidad, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México Claudia Sheinbaum juega con fuego, pues dos funcionarias de su gobierno podrían incurrir en un desacato judicial, delito que se sanciona con la separación inmediata del cargo público que ostentan, y si el caso lo amerita, hasta con una abultada multa y cárcel por varios años. Se trata de las titulares del INVEA María Idalia Salgado y de la Seduvi Ileana Villalobos.

¡Que curioso!, el mismo camino que siguió su líder de banderas y actual Presidente de la República Andrés Manuel López Obrador, sólo que a diferencia de éste, la desobediencia a la instrucción judicial por parte de estas servidoras públicas sería con pleno conocimiento de causa, y no a consecuencia de una estrategia político legaloide como la que armó el PRIAN en contra el entonces Jefe de Gobierno en 2005.

A lo mejor muchos no se acuerdan, pero si hubo una obra que ocasionó varios dolores de cabeza al actual senador Miguel Ángel Mancera cuando estuvo al frente del gobierno de esta ciudad, fue la Línea 7 del Metrobus; aquella que corre sobre Paseo de la Reforma de Campo Marte a Indios Verdes y que es, y ha sido, un daño inmisericorde al patrimonio artístico cultural de la avenida más importante de nuestra capital.

Y es que a pesar de estar ya en pleno funcionamiento y generar millones de pesos por el negocio de la publicidad que explota en sus estructuras, esta obra tiene varios recursos judiciales que un grupo de ciudadanos interpusieron para poder echarla abajo.

Sin ahondar en los detalles y antecedentes del caso, digamos solamente que los vecinos se inconformaron con esta obra argumentando que afectaría al medio ambiente y que dañaría el trazo histórico y con valor patrimonial de la referida avenida que esta resguardada por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Estos recursos que se interpusieron, se han ido resolviendo poco a poco a favor de los vecinos; pero todos en su momento fueron impugnados por el nuevo gobierno. En un primer momento creíamos que al impugnar los fallos, intentaban ganar tiempo para tratar de documentarse sobre el caso, pero conforme pasaron los meses, nos convencimos de que se trata más bien de una estrategia dilatoria, para no dejar ir un jugoso negocio que hasta ahorita, solo ha sido para la empresa que tiene el PATR en cuestión. Nos referimos claro está a la empresa JcDecaux del empresario francés Jean-Charles Decaux.

Esta empresa, que internacionalmente ha sido objeto de sanciones en países como Inglaterra y España por contravenir diversas disposiciones locales, es la misma que encaró el gobierno de López Obrador hace más de 15 años, pero bajo las siglas de EUMEX, cuando el entonces mandatario capitalino, intentó arrebatarles el negocio de los parabuses con publicidad y el caso llegó hasta la barandilla del Ministerio Público y la detención del representante de la firma aquí en la ciudad de México.

Por lo que se ve, la firma no solo libró el pleito legal, sino que hasta evolucionó con total impunidad y creció arraigando sus reales en varios negocios, pues además de la publicidad de Línea 7, esta empresa gala maneja la publicidad de los buzones postales del Servicio Postal Mexicano, y varios anuncios espectaculares, también violando la ley.

Curiosamente, a principios de esta semana, la Jefa de Gobierno se reunió con la embajadora de Francia en nuestro país, Anne Grillo y con un grupo de empresarios de ese país, entre los que se encontraba Pierre-Jean Maurel, representante de JC Decaux en México, (por cierto fuertemente custodiado por un equipo de guardaespaldas) y quien muy quitado de la pena, se puso a las ordenes de la doctora Sheinbaum sin recato alguno.

Pese a que la instrucción judicial de la Cuarta Sala Ordinaria del Tribunal de Justicia Administrativa, emplazó a las titulares del Instituto de Verificación Administrativa (INVEA) y de la Seduvi desde el 17 de septiembre pasado, a que en un plazo de 24 horas retiraran los anuncios publicitarios conforme a la sentencia de agosto del 2018, el espinoso tema no se tocó durante esta reunión.

Sin embargo sabemos por el oficio INVEA/DG/CJSL/DCA/8588/2019 suscrito por el Licenciado Salvador Capuchino Hernández, nombrado al vapor como Director de lo Contencioso y Amparo del INVEA, que desde el 2 de octubre han iniciado las visitas y recorridos para conocer cuáles son los anuncios y banderas publicitarias que deben ser retiradas conforme al mandato judicial.

¡Pero ya pasamos la primer quincena del mes, y el negocio, sigue ahí y pujante!.

Durante su campaña electoral, la actual Jefa de Gobierno escuchó a los vecinos que cuestionaron la Línea 7 del Metrobus y se comprometió a revisar los recursos que habían interpuesto, para que una vez que llegara al cargo, juntos pudieran encontrar una solución definitiva al problema.

Acatar al pie de la letra la sentencia del juez, será la única forma en que la Jefa de Gobierno demuestre a los vecinos con hechos, que su compromiso, en efecto es con la ley y el respeto al Estado de Derecho. Seguirle dándole largas al resolutivo, solo comprobará que hay un doble discurso para entender la justicia, en el que por un lado, va todo el peso de la ley para mis adversarios; no así, cuando se trate de alguien que forme parte de mi equipo.

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes