Connect with us

Los Influyentes

Señales cruzadas de la 4T

Cualquiera pensaría qué hay tiempo suficiente, sin embargo, estamos por cumplir el primero de los seis años del gobierno.

Arturo Páramo

Published

on

Arturo Páramo
Mientras el presidente libra sus batallas mediáticas y resume toda su explicación de la economía a un simple “vamos bien”, siguen apareciendo señales de que en realidad el deterioro es paulatino.
El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), reportó que en el tercer trimestre del 2019 Pemex tuvo pérdidas netas equivalentes a 87 mil 359 millones de pesos y a lo largo del año el acumulado suma ya 176 mil 367 millones.
En ese periodo, las importaciones han caído 0.5 por ciento respecto a lo observado en 2018. Las importaciones de bienes de consumo cayeron 3.6 por ciento.
Las exportaciones petroleras bajaron un 29.3 por ciento en el tercer trimestre del año en tanto que las exportaciones de automóviles se redujeron 2.8 por ciento tan sólo en septiembre.
Las exportaciones totales de México se redujeron en 1.3 por ciento en comparación en los primeros nueves meses de 2019 respecto al periodo del años pasado.
México bajo seis posiciones en el ranking Doing Bussines, debido a la sobre regulación para abrir empresas, para el pago de impuestos y para gestionar inmuebles y suministro eléctrico.
Aunado a esto, 14 estados del país no alcanzaron a llegar al 75 por ciento de las plazas de empleo proyectadas para este año y en seis entidades el número de fuentes formales de empleo se redujo.
Todos estos indicadores se refuerzan con la falta aún del Banco del Bienestar que mantiene a millones de beneficiarios de programas sociales sin acceso inmediato a las becas, apoyos y pensiones que les entrega el gobierno federal.
Es ahí donde el discurso del “cuatroteismo” choca con la realidad. Al presidente le importa que a las familias les llegue recurso de su gobierno, aunque la generación de empresas o empleos formales, las exportaciones y las importaciones estén estancadas o en franca contracción. Y no todas las familias tienen acceso fácil y directo a esos recursos.
Por todos estos datos la frase de “vamos bien” pierde fuerza, cada vez es menos útil para calmar a mercados.
Y es que los proyectos de gran envergadura siguen sin arrancar. El Aeropuerto de Santa Lucía apenas arrancó a manos del Ejército y aún no inician los proyectos para la iniciativa privada; el Tren Maya se licitará en diciembre y los mil 600 proyectos que planteará la iniciativa privada siguen en fase de gestación para ponerlos en el escritorio presidencial.
Cualquiera pensaría qué hay tiempo suficiente, sin embargo, estamos por cumplir el primero de los seis años del gobierno.
Han sido once meses de aprendizaje donde ha habido funcionarios que han brillado por no poder garantizar que los reporteros, fotógrafos y camarógrafos viajen con condiciones de seguridad en las giras presidenciales.
Cualquier proyecto, plan, índice económico o gira presidencial, son o serán, ni remotamente, tan importantes como la salud, la seguridad o la vida de quienes están encargados de relatar la gestación del actual modelo económico.

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes