Connect with us

Pluma Invitada

Carta abierta al presidente Andrés Manuel López Obrador

Estimado Señor presidente:

Avatar

Published

on

Gianfranco Vidal

Estimado Señor presidente:

Me dirijo a usted con absoluto respeto y espíritu constructivo, como alguna vez usted lo fue, soy un joven universitario entusiasmado de su país y preocupado por el futuro común que nos depara. Quiero dejar en claro que no escribo esta carta con la finalidad de denigrarlo a usted o al gobierno que encabeza, sino darle mi humilde y limitado punto de vista sobre la situación de nuestro país, como joven, como estudiante, como hijo, hermano y amigo; toda acción tiene repercusiones en la vida, y las acciones del gobierno tienen consecuencias en la vida de todos, es por eso la importancia preponderante de hacer políticas publicas bien estudiadas y fundamentadas que tengan como última finalidad el mejorar la vida de todas las personas.

Como alguna vez usted mismo comentó, la ciencia política debe estar por encima de todas las demás ciencias y disciplinas, debe ser el principio regulador que tenga como último fin el mejorar la vida de todos. Sin embargo, esta preponderancia de la política no debe significar la exclusión de todas las demás ramas del saber, la política íntegra, la política bien hecha debe ser aquella que se basa en la técnica para ser eficaz, pero que no olvida que su único y último fin es el bienestar de la gente. La economía, la estadística, la ingeniería son áreas indispensables del saber para la correcta instrumentación de las políticas a realizar.

Le escribo esta carta porque me preocupa el rumbo que ha tomado el país los últimos años y específicamente los últimos meses, como joven que soy tengo la creciente preocupación por la situación mundial y paralelamente la situación por la que cruza nuestro amado país. Estoy consciente que los grandes cambios sociales a lo largo de la historia se han dado por revoluciones y procesos violentos, pero la verdad es que hemos mejorado mucho a lo largo de 100 años, por poner un ejemplo, como usted mismo dice, el cambio que requiere nuestro país debe hacerse de manera pacífica y democrática, pero dicho cambio no debe significar la destrucción del pasado y empezar de cero, se trata de construir con base a lo ya realizado y lo bien ejecutado, se trata de sumar esfuerzos con la pluralidad que caracteriza a la democracia y de avanzar juntos en torno a un proyecto de nación que no excluya a nadie, y todo esto sin perder de vista el proyecto mediante el cual se ha de realizar dicho cambio.

El mundo cambia y evoluciona, no podemos quedarnos atrás y no podemos pretender mantenernos a puerta cerrada cuando la realidad nos indica otro camino. Si señor presidente, hay que cambiar las cosas, pero hay que hacerlo bien, hay que hacerlo teniendo la firme convicción de un demócrata, sabiendo que algunas veces se gana y otras veces se pierde, sabiendo que es necesario un sistema plural y abierto, donde gente que piense distinto a nosotros tenga voz y voto en las decisiones del país.

Me preocupa la división de la gente, blanco contra negro, esa dinámica solo genera odio y rencor, solo genera violencia y discordia; creo firmemente que para el progreso de una nación es necesaria la unidad nacional en torno a un proyecto común, por eso le pido con todo respeto, que concilie, que genere empatía con todas las personas y con todos los sectores de la sociedad, que escuche a quienes pensamos distinto a usted y que tome en cuenta a aquellos quienes ya han tenido la responsabilidad de servir al país antes que usted, la experiencia, si bien no lo es todo, es parte importante para la correcta conducción de una institución, de nuestra institución que es México.

Escuche a los economistas, quienes saben sobre políticas publicas bien fundamentadas, porque por simple que parezca, cualquier decisión tiene efectos colaterales; escuche a la prensa opositora, que indica lo que hay que corregir; escuche a los ingenieros, quienes saben sobre aeropuertos y refinerías; escuche a los partidos opositores, ellos representan a un segmento de la población que se ve afectado por ciertas políticas. Escuche, es uno de los mejores consejos que uno puede tomar para la vida.

Finalmente, usted quiere pasar a la historia como un buen presidente, y sinceramente espero que así lo sea, nuestro más alto interés es México, sea un mandatario ejemplar, imite y tome lo bueno de los personajes históricos a los cuales usted admira, tome la valentía y la decisión de Churchill; el corazón, el perdón y el espíritu de unidad de Mandela; el impulso por el cambio de Martin Luther King; el sentido de justicia de Juárez y la unidad nacional de Cárdenas. Se lo pido de todo corazón, por amor a México. Gracias.

 

Gianfranco Vidal

 

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes