Connect with us

Capital Político

La crisis de El Mandibulín

El viernes pasado, a través del chat del grupo parlamentario de Morena, Ricardo Ruiz renunció a coordinar la bancada

Redacción

Published

on

Si la estrategia fue tirarse al piso para que lo levantaran, la jugada fue bastante malita.

El viernes pasado, a través del chat del grupo parlamentario de Morena en el Congreso de la Ciudad de México, Ricardo Ruiz —a quienes sus compañeros llaman El Mandibulín, en alusión al personaje de las caricaturas que nadie respeta— renunció a coordinar la bancada.

Cansado de que, efectivamente, nadie lo respete y de que el grupo se le haya ido de las manos, Ruiz utilizó el viejo truco de fintar con su renuncia, a fin de crear una crisis interna y obligar a que sus compañeros lo respaldaran… aunque sea por unos días más.

Porque si bien es cierto que renunció por chat, y que incluso la propia jefa de Gobierno acusó de recibido que saltó del barco, también es cierto que su dimisión no la hizo oficial… para generar incertidumbre.

Desde que se instalaron, la petición de Claudia Sheinbaum a sus diputados fue que se abstuvieran de formar tribus, como lo hacían en el PRD; fue lo primero que hicieron, con Ernestina Godoy, aunque se acentuaron con la llegada de El Mandibulín.

Acostumbrado a recoger las sobras que siempre le va dejando su jefe, Alejandro Encinas, quien ganó la curul, pero la dejó para irse como subsecretario a Gobernación, Ruiz llegó como suplente y lo impusieron en la coordinación, que le ha quedado muy grande.

A pesar de que él tiene el nombramiento, carece de fuerza y liderazgo, por lo que quien en realidad opera las cosas importantes es su colega José Luis Rodríguez, uno de los dos vicecoordinadores, que se coordina con uno de los hijos de YSQ.

Aunque la idea sigue siendo cortarle la cabeza, ya que de por sí jamás ha sido un coordinador fuerte, la orden a los diputados fue mantener a Ruiz unas cuantas semanas más, a fin de no enturbiar la aprobación de leyes en Donceles, como el Presupuesto 2020.

El Mandibulín se queda no porque sea un gran líder o porque confíen en sus capacidades, sino para frenar una guerra interna que en estos momentos afectaría en forma importante los proyectos de la 4T en la Ciudad de México.

Su liderazgo será de ornato, pues si antes no lo pelaban, ahora que quiso saltar del barco, pues menos, por lo que la operación recaerá básicamente en la figura de Rodríguez y en enero formalizan el cambio.

Lo que sí logró Ruiz, en vía de mientras, fue consagrarse —hoy más que nunca— como el auténtico y único Mandibulín, que se quedó por lástima y no por capacidad.

CENTAVITOS

El tema de la violencia contra las mujeres en la capital ha pasado del “no vamos a caer en provocaciones”, que Sheinbaum dijo después de una violenta marcha de colectivos para exigir protección, a la aplicación de la alerta de género que la misma funcionaria rechazó en un principio y que ahora presume. El chiste es que hoy le podrían aguar la fiesta a la jefa de Gobierno, pues habrá una megamarcha por el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y nada garantiza que ésta sea pacífica, por lo que deberá entrar la policía con sus nuevos protocolos. Hay que estar muy pendientes del juego de venciditas que habrá hoy en las calles de la ciudad.

Lo nuestro es la #política en la #CDMX; si en verdad te late la grilla chilanga en las redes, visita nuestra página: http://elinfluyente.mx

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes