Connect with us

Capital Político

Morena, más de lo mismo

Luján propondrá como método de elección una encuesta. ¿Y con qué padrón, si está impugnado?

Adrián Rueda

Published

on

Adrián Rueda

Seguramente varios de los actuales dirigentes de Morena habrán escuchado la expresión de Cuauhtémoc Cárdenas, que cada que había un cambio de poderes entre priistas y panistas decía: es más de lo mismo.

Pues seguramente esto se puede aplicar al interior del partido fundado en 2013 por Ya Saben Quién, que está poniendo en práctica acciones, que hasta al mismo PRI avergonzaría, y todo por la disputa interna del poder.

En lo que serían sus primeras elecciones libres, luego de ser gobierno, Morena ha mostrado el cobre en más de una ocasión y sus liderazgos están en una guerra abierta, donde incluso ya fueron reconvenidos por las autoridades electorales del país.

Quisieron hacer una elección con un padrón a modo para Bertha Luján, la candidata que se supone trae la bendición presidencial, y luego de un amplio proceso legal encabezado por Alejandro Rojas Díaz Durán –otro aspirante– se la echaron para abajo.

El motivo era simple: los morenos construyeron un padrón amañado, que ni sus propios militantes aceptaron. Tuvieron que cancelar su pretendida elección interna y aceptar, de última hora, la recomendación presidencial de hacer una encuesta.

Esto a pesar de que en sus estatutos no está contemplada esta fórmula, que tendrá que ser aprobada en su Congreso citado para el próximo 30 de noviembre, que promete ser de escándalo.

Sobre el tema, Luján dio a conocer ayer que se propondrá como método de elección para el primer trimestre de 2020 una encuesta, pero cerrada a militantes del partido, y es aquí donde nace la gran pregunta: ¿y con qué padrón, si está impugnado?

Porque si en seis años el partido no ha podido constituir un padrón confiable de su propia militancia, qué los hace pensar que lo podrán hacer en tres meses y con los mismos que fueron denunciados como mapaches, por mucho que elijan a un comité de elecciones.

Y es que el acuerdo es impulsado por Yeidckol Polevnsky, dirigente en funciones; Héctor Díaz Polanco, encargado de la Comisión Nacional de Honestidad y Justicia (que ni es honesta, y menos justa), y por la propia Luján.

O sea, los mismos mapaches que hacen las encuestas patito con las que imponen a sus cuadros impunemente. Y si no, que le pregunten, por ejemplo, a Ricardo Monreal, quien fue planchado en 2017 para darle la candidatura de la CDMX a Claudia Sheinbaum.

CENTAVITOS…

Cómo andará la agenda del Congreso de la Ciudad de México, que uno de los temas centrales del debate de ayer en Donceles fue en el sentido que si la diputada del PT, Circe Camacho, es iracunda o no. Luego de una encendida intervención en tribuna de la legisladora en favor del asilo a Evo Morales, el panista Jorge Triana sacudió las manos sobre el atril para alejar las malas vibras de la ira; la coordinadora petista dijo desde su curul que no era iracunda, sino una mujer empoderada, a lo que no estaban acostumbrados los panistas. Después el moreno Carlos Castillo dijo que no era iracunda, por lo que Circe volvió a subir y dijo que si hablaba con ira, pero porque así se le daba la gana y se tenían que aguantar, pues era su derecho. Luego Valentina Batres subió a decir que su compañera era apasionada, pero no iracunda y al final no se supo si Circe es empoderada, iracunda o apasionada… quizá porque el tema no se votó.

Periodista, especializado en política de la CDMX. Editor y columnista

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes