Connect with us

Capital Político

No le queda el traje a Ernestina

Adrián Rueda

Published

on

Adrián Rueda 

Por más que los tablajeros de la Constitución… o los violadores seriales de la ley –como los bautizó el perredista Jorge Gaviño– quisieron hacer un traje a la medida a Ernestina Godoy, para que sea la próxima Fiscal General de la capital, les fallaron las medidas.

Primero, los morenos torcieron la ley para anular la obligación constitucional que les marcaba abril pasado para crear la Fiscalía local. Pero como eso dejaba fuera a la actual procuradora capitalina, aprobaron un trans(a)itorio que alargó el proceso hasta noviembre.

Como, de todos modos, Ernestina seguía incumpliendo los requisitos de no haber desempeñado un cargo público, de elección popular o de partido, pues hicieron el papeleo para borrar los requisitos que le estorbaban.

El traje está hecho, pero en una de esas a los sastres morenos se equivocaron en las medidas y le queda chico.

Primero, porque al emitir la convocatoria para postular candidatos, los diputados señalan en el inciso G del numeral 2, que un impedimento será que el interesado haya desempeñado un cargo de elección popular un año previo.

Y aquí es donde Lalito Santillán tendría que pasar al pizarrón con su ábaco, para que respondiera unas cuantas preguntas.

A ver Lalito, si Ernestina pidió licencia al cargo de diputada el 21 de noviembre de 2018 y la fecha límite para que los interesados presenten a sus candidatos para la terna es el 12 de noviembre próximo, ¿ya pasó un año?

Porque el 19 de noviembre, el Consejo Judicial Ciudadano anunciará los aspirantes a la Fiscalía, quienes tendrán que ser entrevistados, y Godoy seguiría sin cumplir el año previo, pues hasta el 21 noviembre del año pasado era la coordinadora Morena en Donceles.

¿Eso la descalifica en automático, por mucho que las entrevistas para los postulados sean del 25 al 29 de noviembre y los tres que pasen el filtro para pelusa sean anunciados oficialmente a Claudia Sheinbaum hasta diciembre?

Porque si bien es cierto que para cuando se nombre a la cabeza de la nueva Fiscalía será hasta el último mes de año, al momento de que sea postulada Ernestina no cumpliría con el requisito de un año sin ser legisladora.

Eso sin contar con el debate que podrán armar los inconformes, argumentando eso de que los cargos de senadores o diputados son irrenunciables, y que sólo pueden pedir licencia “por una causa grave”, pero en términos legales siguen siendo legisladores.

Ya ni qué decir que el 24 de julio de 2018, cuando se supo que sería la coordinadora de Morena en Donceles, Godoy declaró que aspiraba a quedarse toda la legislatura y que encabezaría su bancada porque no era “carnal de nadie”, ni del propio López Obrador.

Un año después, luego de que los tablajeros de la Constitución le hicieran su traje, el mismo Presidente dijo que no sólo era su “carnala” sino también de Claudia. Así que eso de que sería una fiscal autónoma…

Y aguas, porque Ernestina tendrá que manifestar por escrito que no cuenta con ninguno de los impedimentos para el ejercicio del cargo, señalados en el artículo 44 de la Constitución de la CDMX.

CENTAVITOS…

Para quien dude que fue el 21 de noviembre de 2018 cuando Godoy pidió licencia al cargo, puede preguntar a los mariachis que le acarrearon a las escalinatas de Donceles, donde le cantaron Las Golondrinas.

Periodista, especializado en política de la CDMX. Editor y columnista

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes