Connect with us

Economía para Principiantes

Presupuestos son amores

En la vida, como en la asignación anual del presupuesto, hechos son amores.

Pablo Trejo

Published

on

Pablo Trejo

En la vida, como en la asignación anual del presupuesto, hechos son amores. Las filias y las fobias de quien tiene el control mayoritario del Congreso, se reflejan irremediablemente en la asignación de los recursos. Quienes son minoría -independientemente del color que representan- siempre se autonombrarán “mayoriteados” y “hechos a un lado” por la aplanadora de votos que construye y vota el dictamen final. Es casi casi parte del folclor legislativo mexicano y sucede cada año.

La verdad es que a nadie debería de extrañarle la reducción presupuestal a los entes autónomos, de quienes siempre ha sido crítico el presidente de la República, ya que los considera como parte de la estructura del conservadurismo, así como era de esperarse que se incrementara el presupuesto a los programas y acciones sociales manejados desde la Secretaría del Bienestar. Ambas acciones -quitarles a unos para darle a otros- formó parte de las promesas de campaña.

Tal vez nos puedan sorprender algunos casos en específicos, como el hecho de que ambas Cámaras y la Auditoria Superior de la Federación no hayan reflejado una reducción en su presupuesto con relación a lo ejercido en 2019, y que en cambio, la Fiscalía General de la República, el Instituto Nacional Electoral, el Tribunal Federal de Justicia Administrativa, la Suprema Corte de Justicia de la Nación y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, si hayan visto muy menguadas sus arcas con las que harán frente a los retos institucionales del año próximo.

Sorprende también que, a diferencia de muchos analistas, la Cámara de Diputados haya considerado que, con el esquema actual, creceremos hasta un 1.2 por ciento, y que la inflación rondará el 3 por ciento anual, mientras que la estimación será que produciremos en promedio, 1 millón 727 mil barriles de petróleo al día, a un precio promedio de 55 dólares por barril. Son estimaciones un tanto optimistas, que en caso de que no se cumplan, representarán una presión importante a nuestras finanzas públicas.

En lo que respecta a los estados de la República, no se observa un patrón único en la asignación presupuestal, ya que para algunas entidades se registran alzas y para otras, disminuciones. Los que pierden, son Chiapas, Chihuahua, Guerrero, Jalisco, el Estado de México y Michoacán, y los que mas ganan, son Campeche, Guanajuato, la Ciudad de México, y Quintana Roo.

Finalmente, analizando los datos de las dependencias, la más castigada es la Secretaría de Turismo, que registra una reducción presupuestal de 44.7 por ciento, la SEDATU, con una baja de 43.7 por ciento y Economía con un 33.3 por ciento. Extraña lo de Turismo por ser una de nuestras principales fuentes de ingresos, la SEDATU por que justamente ahí despachaba Rosario Robles, y Economía, que no es precisamente un área prioritaria para López Obrador.

El Gasto Social pretende equilibrar desigualdades, pero no genera crecimiento económico, y el Turismo crea fuentes de empleo. Si comparamos el aumento de uno y la disminución del otro, nos daremos cuenta del porque la baja expectativa de crecimiento de nuestra economía.

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes