Connect with us

Capital Político

Se le va supercontrato a exdelegado

Salgado afirma que Vega González violó los procesos

Adrián Rueda

Published

on

Adrián Rueda

De que la perra es brava, hasta los de casa muerde, reza el refrán.

Y más cuando se trata de conseguir un hueso en forma de contrato, aderezado con cientos de miles de pesos como el que rabiosamente persigue el diputado moreno Rigoberto Salgado.

Resulta que el impoluto exdelegado en Tláhuac quedó más que inconforme con el jugoso contrato que el Congreso de la Ciudad de México otorgó a una empresa privada, a fin de que se encargara de surtir los uniformes y el calzado del personal del órgano legislativo.

A pesar de que el proceso se hizo por medio de la licitación nacional número CCM/IL/LPN/005/2019 de este año, el diputado moreno, que preside -aunque nadie lo crea- el ¡Comité de Administración! en Donceles, dijo que hubo gato encerrado.

Por tal motivo se anotó para subir hoy a la tribuna -en el numeral 35 del orden de día- un punto de acuerdo “de urgente y obvia resolución” para que la Contraloría Interna del Congreso capitalino investigue al oficial mayor, Alfonso Vega González.

Eso sí, lo pedirá -según su escrito- “de forma respetuosa”, por si a alguien le suena esa manera de señalar al prójimo en la 4T.

El exdelegado de Tláhuac, al que las autoridades investigaron por presuntos nexos con El Ojos, narcotraficante muerto por la Marina en un domicilio de esa demarcación, afirma que Vega González violó los procesos de adquisición y se le debe sancionar.

El tema tiene su importancia, pues el actual oficial mayor recién entró en lugar de Javier El Güero González Garza, al que sus propios compañeros de Morena acusaron de malos manejos en esa oficina.

Lo curioso es que Vega González es también una posición morena, aunque no del grupo dominante, pero nadie duda que para toda licitación tiene que pedir permiso de los que mandan, solamente que en esta ocasión le afectaron el bisne a Rigo.

Y es que dicen en Donceles que la mayoría de las licitaciones las ha acaparado el exdelegado, pues en los contratos abundan empresas domiciliadas en Tláhuac y el equipo digital viene de la Plaza de la Computación del Centro Histórico.

Luego de este punto de acuerdo queda
al descubierto que la disputa interna de Morena en la granja morena de Donceles no es solamente por el botín político, sino económico.

Ellos, que se llenan la boca cuando hablan de “honestidad y austeridad” y de combatir la corrupción, pero en un año le han hecho la guerra a dos encargados de la Oficialía Mayor y todo porque los diputados quieren hacer sus millonarios negocios.

Y ahí sí ni cómo culpar a las anteriores administraciones o a la oposición, pues Morena pone a placer esos cargos.

Será muy interesante ver cómo vota Morena hoy este punto y a ver qué dice la diputada pejista Guadalupe Morales, con quien trabajaba Vega González.

CENTAVITOS

Parece que algunos de los secretarios fifís, que gustan de ilustrarse en el extranjero quieren viajar. Sólo así se explica que la jefa de Gobierno haya pedido al Congreso local que levante la prohibición para que sus funcionarios salgan del país. Vaya, parece que Claudia se está independizando, al menos en algo, porque en el palacio de enfrente los viajes están prohibidos, ondeando la bandera de la austeridad republicana.

Periodista, especializado en política de la CDMX. Editor y columnista

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes