Connect with us

Capital Político

Se descarrila la Tercera Vía

El pleito entre los morenos por la coordinación del grupo ya va para un mes y no se ve cómo se resuelva

Adrián Rueda

Published

on

Adrián Rueda

El grupo de morenos que se asumen como la Tercera Vía, para hacerse de la coordinación de su fracción en Donceles, se descarriló luego de que varios de sus compañeros que aparecieron en una lista de apoyo a Valentina Batres y Rigoberto Salgado, se bajaron.

Legisladores como Alberto UrinchoLilia Rossbach y hasta el propio Ricardo Ruiz —último líder del grupo— desmintieron el presunto apoyo a la pareja y dijeron que nadie les consultó si podían utilizar sus nombres.

La carta, promovida por Guadalupe Chavira y la propia Batres, aseguraba que la mayoría de morenos no apoyarían a José Luis Rodríguez —su opositor— para ser el pastor de la granja en Donceles, y que para ello contaban con 17 firmas de apoyo.

De esos 17, que son la mitad de los integrantes de la fracción, de inmediato se bajaron tres, por lo que —como los perritos— ya sólo tienen 14 y contando los que se bajarán.

Si su apuesta es que los diputados del PES y del PT, que son aliados a Morena, los apoyen en la interna, el perredista Jorge Gaviño les puso un frenón, al recordarles que —por ley— ya no se pueden formar nuevas fracciones, lo que impide que alguien fuera de Morena vote.

El perredista recordó a Fernando Aboitiz —del PES—y a Lilia SarmientoLeonor Gómez y a Jesús Martín del Campo, que ellos integran otros grupos parlamentarios que reciben millonarias prerrogativas precisamente porque son independientes a Morena.

Y es que para que pudieran cobrar y tener representación en la Junta de Coordinación Política de Donceles, el Congreso local tuvo que hacerse de la vista gorda y verse laxos, con los que los aliados pejistas pudieron llenar sus alforjas de dinero público.

El pleito interno entre los morenos por la coordinación del grupo ya va para un mes y no se ve cómo se resuelva, pues está claro que quien gane tendrá una oposición interna fuerte, que seguramente afectará no sólo al Congreso, sino también a la propia Claudia Sheinbaum.

Los diputados andan preocupados no sólo por saber quién será el nuevo pastor moreno, sino también quién se va a hacer cargo de Servicios Parlamentarios, área que se supone dejaría libre Carina Piceno el 15 de diciembre, pero que le pidieron quedarse hasta mañana viernes.

Sea Tercera Vía o quien llegue a la coordinación, lo único que confirman los diputados de Morena es que siguen siendo los mismos pillos de cuando eran perredistas, y que sólo les mueve el dinero y el poder, y no el pueblo al que dicen representar.

Habían jurado que esta semana habría humo blanco y que, incluso, hoy se realizaría un periodo extraordinario, pero como andan a la greña la plenaria se tuvo que posponer hasta el 1º de febrero, pues si se hubiera realizado hoy, seguro ni el quórum completan.

CENTAVITOS

Muy mal cayó en la FETSE y en el gobierno capitalino el desacato que los sindicalistas rebeldes iniciaron ayer al tomar momentáneamente las instalaciones del Sindicato Único de Trabajadores del Gobierno, a pesar de la advertencia de que lo que ellos llamaron elección interna fue ilegal. Dicen que ahora sí se metieron a la calle de los canijazos y que en adelante aplicarán la de chipote con sangre.

Periodista, especializado en política de la CDMX. Editor y columnista

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes