Connect with us

Capital Político

Frena Claudia a su jurídico

Adrián Rueda

Published

on

Adrián Rueda

Cuando Néstor Vargas Solano llegó a la Consejería Jurídica y Servicios Legales de la Ciudad de México, lo primero que hizo fue anunciar que haría una limpia de todo lo que oliera a su antecesor, Héctor Villegas.

De inmediato llamó a los directores para decirles que necesitaba su renuncia en la mesa, lo cual llegó a los oídos de la jefa de Gobierno, quien le dijo a su nuevo consejero que la oficina que le asignó era suya, pero el personal que ahí laboraba, no.

Y es que la mayoría de ellos habían trabajado con Claudia Sheinbaum en su época como delegada en Tlalpan, por lo que no iba a permitir que Néstor los echara nada más por sus pistolas.

Lo dejó llenar los cargos muy cercanos, como la secretaría particular y los asesores, pero hasta ahí.

Habrá que recordar que Vargas Solano inició en esta administración como asesor de Programas y Proyectos Estratégicos “D”, en la Coordinación General de Asesores y Asuntos Internacionales del gobierno capitalino.

Y que fue llamado de emergencia cuando Villegas fue pillado en un viaje a gringolandia, donde se subió a un avión particular de un concesionario de transporte público de la ciudad, para ir a la venta del Viernes negro, que es como el Buen Fin que se realiza en México.

Quienes conocen el caso, afirman que ese viajecito fue la cereza del pastel en la relación entre Héctor y Claudia, que semanas antes había estado tirante debido a grillas en el interior del propio gobierno capitalino.

A tal grado había llegado la tensión entre los dos excompañeros de lucha en la UNAM, que Villegas puso más de una vez su renuncia sobre la mesa, pero Claudia no lo había dejado marchar.

Cuando reventó lo del viaje, la jefa de Gobierno hizo un rápido control de daños.

Fue tan rápido que —por recomendación de alguien muy cercana a ella— llamó de emergente a Néstor, a pesar del desprestigio que acarreaba por haberse autoasignados 2 millones de pesos de liquidación cuando fue consejero del Instituto Electoral del DF.

Aunque es abogado, parece que no tiene mucha experiencia y pronto tendrá que mostrar su talento, pues un Tribunal ya dijo que la cancelación a los concesionarios de La Feria de Chapultepec no procede, y menos la licitación que hizo el propio gobierno luego de un accidente mortal en esos juegos.

Será un muy buen examen, pues la necedad de una decisión sin los amarres legales correspondientes, le puede costar —además del ridículo— una buena cantidad de dinero a la ciudad.

Claro, ése será uno de tantos temas que están por venir, pero por lo pronto le pusieron un alto a su pretendida limpia. Y si dijo que no quería nada que oliera a Villegas, tendrá que acostumbrarse a su hedor, porque ahí se quedó su equipo.

CENTAVITOS

Parece que las pérdidas entre jefes de tribus morenas en Donceles no terminan, porque las unidades administrativas como la Oficialía Mayor, Comunicación Social y Servicios Parlamentarios, entre otras, no se designarán por cuotas. Es decir, ya no serán usadas como premios de consolación para los que quedaron fuera de la burbuja en la coordinación morenista, sino que se buscará que lleguen ahí los mejores perfiles, sin importar que vengan de fuera. A ver si es cierto.

Periodista, especializado en política de la CDMX. Editor y columnista

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes