Connect with us

Apuntes

Sin freno la pandemia del Siglo XXI, Coronavirus ahora llamado Covid-19

Una vacuna viable para evitar el contagio podría estar lista en un año y medio

Martín de J. Takagui

Published

on

Martín de J. Takagui

Con tintes apocalípticos, sin generar crisis nerviosas, pero sí con una alerta mundial por parte de la Organización Mundial de la Salud, que se negaba a reconocerla como una crisis, el Coronavirus de procedencia china, como los productos más modernos, ahora llamado Covid-19 amenaza al mundo con convertirse en la pandemia del Siglo XXI.

Después de varias semanas de haberse anunciado a nivel mundial que, en la provincia de Wuhan, China, había un nuevo virus mortal que estaba matando a cientos de chinos, el mundo se puso a la expectativa.

Primero incrédulo, después con morbo y, en días recientes, ha comenzado la circulación de noticias falsas, verdades a medias y hasta malas voluntades de algunos a través de las redes sociales, mediante los memes homofóbicos en contra de los orientales.

Por ahora ni el aislamiento del pueblo chino entero ni la alerta internacional de la OMS, ni la información de que han muerto más de mil 600 personas han podido frenar los miles de contagios que obligaron al gobierno de China a construir todo un hospital en solamente diez días.

Los científicos, estudiosos, especialistas y la crema y nata del sector médico mundial han podido hacer algo para frenar el avance de los contagios, pero a pesar de que algunos de los enfermos han logrado salvarse, la mayoría de ellos, al parecer siguen condenados a muerte.

Para el continente americano y para México, en lo particular los focos amarillos no han cambiado ni siquiera a naranja, pero el subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, no dudó al señalar que la enfermedad llegará a México, pero “ya estamos preparados para hacerle frente”.

Sin embargo, a principios del mes de febrero, cuando se desató el nerviosismo de los mexicanos que se encontraban en China, en su mayoría estudiantes, decidieron volver a su lugar de origen y quedó demostrado que el gobierno ni siquiera se enteró de que llegaban de china ni quiénes eran cuando cruzaron los filtros de migración en la terminal aérea de la Ciudad de México.

Li Wenliang, el médico chino que descubrió la cepa asesina, al darse cuenta de que se trataba de una nueva enfermedad, compartió con sus alumnos de medicina el descubrimiento, quienes alarmados comenzaron a difundirlo entre sus conocidos y en China, ese mismo días se viralizó la información a través de capturas ce pantalla de los celulares.

El gobierno Popular Chino, buscó y persiguió al galeno, quien sin saberlo, ya había sido contagiado y seguía trabajando con la idea de encontrar los posibles remedios y la cura a la mortal enfermedad y en su afán de salvar vidas, perdió la propia el pasado 2 de febrero, a pesar de que el 12 de enero comenzó a recibir el tratamiento dentro del mismo hospital en el que laboraba, pero nada lo pudo salvar.

Los mensajes de celular estaban en miles de aparatos generando alarma entre la población de Wuhan, ciudad natal de Li, por ello, la policía china lo detuvo, pero él argumentó que estaba previniendo a sus alumnos y compañeros de la Universidad, para que tomaran previsiones, porque él ya había contabilizado al menos siete casos graves hasta el 30 de diciembre.

El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, adelantó que la vacuna para prevenir el Covi-19, podría estar por lo menos en año y medio lista para aplicarla al ser humano y así prevenir la enfermedad, pero “por lo pronto debemos defendernos con las armas que tenemos por ahora a nuestro alcance”, mismas que han sido insuficientes para contener el mal.

En Wuhan, la gente desesperada y con toda una serie de restricciones, permanece en su casa, lanzando consignas y cantos desde las ventanas, en medio de una psicosis que, al parecer, ha generado más daños que la propia enfermedad,

En México, han sido reportados al menos una decena de casos de riesgo, la mayoría de ellos se han descartado, pero el sector salud se encuentra en alerta, para recibir cualquier reporte de los síntomas que pudieran presentarse entre los pacientes.

Más que los síntomas, antes de tomarse las medidas de observación y de restricción o de aislamiento, la información que los propios pacientes brindan a los médicos es lo más importante, pues si viajaron fuera del país, especialmente a algún país asiático o si tuvieron contacto con personas que estuvieron en la zona oriental del mundo, es posible que haya riesgo.

A nivel mundial se prevé que de mantenerse las condiciones de riesgo por los contagios mortales del Coronavirus pueda haber afectaciones en los rubros financieros y de negocios y en ese sentido, la automotriz Nissan anunció que interrumpirá temporalmente la producción de su fábrica japonesa de Kyushu, al suroeste del territorio japonés, por los problemas que el coronavirus ha generado en el suministro de piezas procedentes de China.

El diario Nikkei, dio a conocer que la multinacional japonesa pararía su proceso de ensamblaje el 14 al 17 de febrero por los retrasos de las empresas proveedoras. La empresa ya había parado la producción de sus fábricas en China, pero la decisión se presenta cuando la empresa se preparaba para reabrir a las fábricas chinas.

Se dijo que estos paros de labores podrían generar dificultades en la producción de alrededor de tres mil vehículos por las dificultades para recibir suministros impactando por lo menos dos líneas de producción.

Hasta la primera mitad del mes de febrero, tan solo en 45 días después de reportarse el surgimiento el 31 de diciembre pasado, el Coronavirus ha matado a mil 368 personas, se han detectado contagios en 24 países y se estima que habría hasta 60 mil afectados.

Cuando ya habían muerto más de 200 personas en China, la Organización Mundial de la Salud decidió emitir la alerta mundial el 31 de enero pasado, y para entonces ya se habían confirmado más de 130 casos en 23 países.

Esto propició que países como Alemania, Australia, Canadá, Francia, Corea del Sur, entre otros, anunciaron planes para evacuar a sus ciudadanos de Wuhan. Y Rusia decidió cerrar su frontera con China, pero en México se tiene un plan, solamente en el papel.

En su oportunidad, el asesor Internacional de Emergencias en Salud de la OPS/OMS, Jean Marc Gabastou, destacó que México fue el primer país en reaccionar con medidas concretas de alerta, rehabilitación, reactivación de los procedimientos y lineamientos asociados con el Reglamento Sanitario Internacional.

También fue el primero en implementar de un diagnóstico preciso, fiable, sensible y específico ante un nuevo virus, además de ser el único en implementar en la región el algoritmo ideal para la detección y la confirmación de los casos.

Una encuesta de Consulta Mitofsky entre la población mexicana, antes de concluir el mes de enero, cuando en México ya se conocía la peligrosidad del coronavirus y los riesgos que existen para la salud, reveló que el principal sentimiento que le producía a los connacionales es la preocupación, además, los mexicanos consideran que el gobierno de México no está preparado para hacer frente a una posible contingencia sanitaria por esta enfermedad.

El Influyente tomó algunos de los datos que resultaron de la encuesta de Consulta Mitofsky y aquí se muestran

 

 

La pregunta fue: ¿Qué sentimiento le genera la epidemia del coronavirus en el mundo?

 

Preocupación.                       48.6%

 

No me importa mucho        14.6%

 

Medio                                      08.2%

 

Incredulidad                           06.8%

 

No desea responder              21.8%

 

Al preguntar ¿Qué tan grave es la enfermedad para el mundo? La gente respondió así:

 

Mucho                                   46.3%

 

Algo                                       17.2%

 

Poco                                     11.6%

 

Nada                                     03.0%

 

No sabe                               21.9%

 

Otra de las preguntas de la encuesta fue: ¿Qué tan probable es que sea grave en México?

 

Mucho                                   36.3%

 

Algo                                       21.3%

 

Poco                                     13.5%

 

Nada                                     06.9%

 

No sabe                               22.0%

 

En torno a su posible contagio la pregunta fue: ¿qué tanto miedo tiene a contagiarse usted o su familia?

 

Mucho:                                  23.6%

 

Algo                                       17.2%

 

Poco                                     11.6%

 

Nada                                     03.0%

 

No sabe                               21.9%

 

Mayoritariamente los mexicanos dijeron que no será una epidemia con miles de muertos en el mundo:

 

Sí lo será                             25.8%

 

No lo será                            43.9%

 

No sabe                               30.3%

 

Más de la mitad de los mexicanos confían en que pronto se encontrará en el mundo la vacuna.

 

Si se encontrará                 56.9%

 

No se encontrará               10.6%

 

No sabe                               32.5%

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes