Connect with us

Capital Político

El calvario de los Bartlett

Adrián Rueda

Published

on

Adrián Rueda

No cabe duda que quien le puso cascabel al gato con su informe sobre el costo de los ventiladores comprados a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, fue el propio canciller Marcelo Ebrard.

Justo en el momento en que la tormenta se cernía sobre León Manuel Bartlett Álvarez, hijo de director de la Comisión Federal de Electricidad, por haber vendido este tipo de equipo médico al IMSS con un escandaloso sobreprecio, Ebrard habló del tema.

Y no lo hizo en cualquier lado, sino en la mañanera del martes pasado, ante el Presidente y la plana mayor de Salud, donde dijo que los 211 equipos adquiridos eran suizos —de los mejores— y que los más caros costaron 600 mil pesos, aunque también compró de 400 mil.

Eso contrasta con los 20 respiradores que, a través de su empresa Cyber Robotics Solutions, el hijo de Manuel Bartlett Díaz vendió al IMSS de Hidalgo a un costo de un millón 500 mil pesos por unidad.

Un día antes, en su mañanera del lunes, el Presidente había dicho que se investigaría si hubo alguna anomalía en el contrato, aunque hizo una tibia defensa del hijo de su funcionario, diciendo que los conservadores querían atacar a su gobierno.

Todo mundo pensó que, una vez más, el inquilino de Palacio Nacional estaba dando línea a Irma Eréndira Sandoval, la secretaria de la Función Pública, para que tomara el caso y exonerará al junior.

Basaban su creencia en que cuando al director de la CFE se le detectaron al menos 20 casas y 12 empresas que no incluyó en su declaración patrimonial, la propia Sandoval lo exoneró  inexplicablemente, en pleno mes de diciembre, cuando la opinión pública estaba distraída.

Por eso llama la atención que un día después —el martes—, con motivo de informar acerca de los nuevos respiradores adquiridos con la ayuda de los Estado Unidos, como no queriendo, Ebrard les raspara el carro.

Sin diplomacia, el canciller dio a conocer los precios de los ventiladores recién adquiridos por gestión de su dependencia, que estaban muy por debajo del sobreprecio de los comercializados por León Manuel.

Lo dijo en presencia del propio Presidente, y como dicen que en política no hay casualidades, habrá que estar atentos a cómo termina el episodio, pues no es secreto que al interior del propio gabinete hay malestar por las andanzas de los Bartlett.

Y para acabarla de amolar, el periodista Carlos Loret publicó a mitad de semana en el Washington Post una larga lista de contratos millonarios que la empresa del hijo de Bartlett Díaz ha obtenido de la 4-T, la mayoría de ellos por asignación directa.

Además, ya anunció que tiene otros expedientes y que en breve los hará públicos.

Parece que el calvario de esa familia apenas empieza.

 

CENTAVITOS

A unas horas de llegar al pico de contagios por el COVID-19, no se tienen claros los números del doctor Hugo López-Gatell, quien dijo que la curva de contagios ya se aplanó, aunque apenas vamos llegar al pico. Quizá el leguaje del doctor sólo sea para expertos, pero ya hasta Julio Frenk y José Narro, exsecretarios de Salud, cuestionan la veracidad de sus números y eso genera desconfianza ciudadana… El alcalde Manuel Negrete anunció que tiene coronavirus; en la alcaldía están tranquilos, pues dicen que rara vez iba al trabajo, pero recomiendan a sus compañeros de cascaritas y de comilonas, que es donde se la vive, se hagan una prueba de contagio.

Periodista, especializado en política de la CDMX. Editor y columnista

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes