Connect with us

Pluma Invitada

El peor momento de la historia de México en los últimos 100 años.

Es decepcionante nuestra realidad pero nos encontramos en el peor momento de la historia de México en los últimos cien años, con el peor Presidente de la historia de México.

Avatar

Published

on

 Mtro. Carlos Lucio Medina

Consejero Académico de Posgrado de la Universidad Nacional Autónoma de México 

 

México vive un momento de crisis importante al igual que todo el mundo, sin embargo con el liderazgo de López Obrador se hace más complicada la situación para el país. El mundo entero está próximo a entrar en una gran depresión económica similar o peor a la Gran Depresión de 1929, y es comprensible por la situación que se está viviendo. Pero México no entró en recesión por factores externos en un principio, recordemos que desde el 2019 México tuvo un crecimiento nulo en la economía y el primer trimestre del 2020 antes de la pandemia ya estábamos en recesión por malas decisiones de nuestro actual Presidente, lo único que provocó el COVID-19 fue acrecentar el problema.

Y para comenzar con ésta columna quiero definir lo que es un CEO (Chief Executive Officer) en una empresa. El termino CEO es utilizado en las organizaciones para nombrar al líder quien es la persona encargada de máxima autoridad de realizar la planeación, organización, dirección y control de la empresa para lograr los objetivos de ésta de la manera más eficiente posible, es decir, ahorrando la mayor cantidad posible de recursos pero al mismo tiempo logrando la mayor cantidad de objetivos, adaptándose a las circunstancias del entorno, delegando tareas a personas especialistas en diferentes áreas para hacer una empresa más efectiva.

Cuando llegó AMLO al poder prometió resolver los problemas económicos y sociales del país con propuestas que para la población común podrían sonar impresionantes al igual que su slogan de la “Cuarta transformación”. Sin embargo eran propuestas imposibles de lograr al menos en un período de seis años para cualquier conocedor del tema. Un CEO resuelve problemas y no echa culpas a administraciones anteriores, lo contratan para dar resultados. AMLO le atribuye a los pasados Presidentes los problemas de México, en lugar de enfocarse en resolverlos. Y lo que más criticó él siendo opositor, lo está haciendo actualmente siendo Presidente.

Su alta preocupación por los pobres y al mismo tiempo su gran ignorancia en temas de economía son un gran problema para el país. Quiere tanto a los pobres que sus políticas de dádivas los hace más pobres. No se da cuenta que las personas no deben vivir de donativos sin trabajar, sino aprender a ganarse la vida para ser más productivos generando más riqueza. Prefiere gastar el presupuesto de la nación en programas sociales, a invertirlo en generar mayores fuentes de empleo apoyando a las empresas y mayor educación.

El problema del Presidente es su necedad de la cual él se siente orgulloso y que nadie le puede criticar u oponerse a lo que dice, prueba de ello son sus constantes críticas en sus mañaneras ofendiendo a cualquier opositor tachándolo de “fifí o conservador“ y de querer tomar todas la decisiones del país sin apoyarse de los expertos en el tema. Solamente rodeándose de aduladores y rastacueros que hace todo lo que él dice.

Un Presidente es un CEO pero de una gran organización que es el país y AMLO no tiene nada de un buen Directivo. Lo primero que debe hacer un directivo es realizar un diagnóstico de la organización dándose cuenta de cuáles son los principales problemas de esta para poder crear estrategias y resolverlos. Los principales tres problemas de México son la economía que está en una profunda recesión, la inseguridad ya que el narco parece que es el que controla el país y la salud con la actual pandemia, el alto porcentaje de obesidad en los mexicanos, sus enfermedades derivadas de esta y el sedentarismo.

En cuanto a la economía AMLO no se adapta a las circunstancias actuales del país, vive en su propia realidad retrógrada de los años setenta pensando que el peor mal del país es el “neoliberalismo”. Aun quiere construir sus proyectos inviables con energías obsoletas tratando de salvar PEMEX que es una empresa que ya no genera utilidades al país, solamente le genera pérdidas y problemas. El petróleo ya no es una fuente de energía del futuro, ahora se debe pensar en invertir en energías renovables, pero al parecer al Presidente le da miedo lo actual y prefiere continuar en la construcción de sus refinerías a crear contratos con empresas de las nuevas energías. No se da cuenta que aunque en su momento a México le haya ido bien económicamente en los años posteriores a la expropiación petrolera, no va a ocurrir lo mismo aplicando políticas del siglo pasado en estos tiempos. México y el mundo se necesitan mutuamente para crecer y desarrollarse.

El piensa que todo lo sabe y no deja que los especialistas hagan su trabajo, él quiere tomar todas las decisiones a pesar de que especialistas del Banco de México, Secretaría de Hacienda y el Consejo Coordinador Empresarial le dicen que apoye a las empresas. En sus políticas económicas actuales no quiere apoyar a las empresas del país en estos tiempos de crisis por la cuarentena. Pensando que los que más necesitan apoyo son los pobres, pero no se da cuenta que el 95% de las empresas en México son PYMES y generan el 78% de los empleos del país y el 42% del PIB (INEGI, 2019). Él cree que todos los empresarios son multimillonarios como Carlos Slim o Salinas Pliego y que les sobra el dinero, sin embargo, no se percata que si los empresarios pierden, los pobres también pierden al quedarse sin trabajo cuando la empresa donde laboren truene por faltas de apoyo. Lo estamos viendo con la pérdida de más de 700 mil empleos en tan solo dos meses y se estima que se lleguen a perder hasta tres millones de empleos al final de la cuarentena según la Secretaría de Trabajo y Previsión Social. No quiere endeudar al país para salvarlo de esta gran recesión apoyando a las PYMES y continúa traumado con el FOBAPROA, sin haber entendido que el gobierno se endeudó para salvar más que nada a los ahorradores de los bancos, no específicamente a los bancos.

Obrador en sus políticas de austeridad canceló la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México que ya llevaba casi la mitad construido, el cual iba a ser unos de los tres mejores aeropuertos del mundo, prefirió construir su aeropuerto de segunda de Santa Lucía lo cual le costó al país la pérdida de 200,000 empleos y 20,000 mdd en el PIB (La Asociación Internacional de Transporte Aéreo, IATA, por sus siglas en inglés, 2019). Mucho más de lo que hubiera costado construirlo y todo lo que hubiera generado al país por las importaciones. Al igual que la cancelación de la cervecera Constellation Brand, haciendo que los inversionistas extranjeros perdieran confianza para invertir en México. Y lo más curioso es que él, encerrado en su gran ignorancia piensa que la medida del Producto Interno Bruto ya no sirve y lo más importante es medir la felicidad de la población, diciendo que lo mejor es el desarrollo del país, no su crecimiento. Contradiciéndose cuando decía que él haría crecer el PIB en 4% anual.

Lo que no sabe es que sin crecimiento no hay desarrollo. Y que el PIB no es la única medida para analizar un país, también existen otras medidas como el Índice de Desarrollo Humano y el Índice de la Felicidad que son muy importantes para ver el avance de un país. Un CEO es un conocedor de muchos temas, principalmente de administración, economía y finanzas pero al parecer a AMLO le dieron un puesto del que no sabe nada, ya que toda su experiencia laboral esta resumida en ser simplemente un opositor del sistema y gobiernos anteriores, ahora que está gobernando el país se nota cuando en sus mañaneras continúa criticando a sus opositores y gobiernos anteriores en lugar de hacer su trabajo que es resolver los problemas del Estado y gobernar. Al no saber de conocimientos básicos de un administrador no puede tomar decisiones adecuadas de planeación, organización, dirección y control.

En cuanto a la inseguridad del país no se diga, con la Pandemia y la Guardia Nacional enfocada más en otras tareas como curar enfermos y proteger la frontera de los inmigrantes por órdenes de su jefe Trump, los cárteles han aumentado su poder controlando el país y comprando los negocios en bancarrota por la cuarentena del COVID-19. El Cártel de Sinaloa, amigo de AMLO, no tiene nadie que lo controle y éste es el que controla la Ciudad de Culiacán imponiendo toques de queda obligatorios a la población después de la 10 de la noche y ampliando su poder en varios territorios del país dando despensas en diferentes ciudades y municipios al igual que el Cártel de Jalisco Nueva Generación y otros grupos criminales más.

En un principio Obrador criticó a Calderón por su guerra contra el narco e implantó su ridícula política de “abrazos y no balazos” pero ahora que ve que no le está funcionando quiere poner al ejército y la marina como nuevos policías de la nación. Demostrando que su Guardia Nacional es un fiasco y gran pérdida de dinero, pero si diera ordenes de ejercer la fuerza volvería a lo que su máximo enemigo hizo, la violencia que tanto teme él pero que ha aumentado por no enfrentarla.

En cuanto a la salud es una broma su INSABI que según AMLO lo creó para tener un sistema de salud de primer mundo como el escandinavo y eliminó al Seguro Popular que aunque si tenía sus errores al menos funcionaba y les daba a los menos pudientes atención sin cobrarles. Este nuevo INSABI cobra y no es nada eficaz, por ahorrarse unos pesos mediante su política de austeridad le redujo millones a la Secretaría de Salud pero salió peor.

Lo que se debió haber hecho era mejorar el ya hecho Seguro Popular. Ahora que está la pandemia el problema es mayor ya que no tenemos un adecuado sistema de salud para combatirla, lo cual ya se está viendo con saturación de hospitales, así como médicos y enfermeras contagiándose y muriendo por falta de insumos. Su Gatell, otro de sus aduladores no hace nada más que besarle los pies escondiendo cifras reales de contagiados y muertos por el COVID-19. Pero por su facilidad de palabra los de MORENA hacen propaganda con él haciendo creer a la población que la curva de contagios se está aplanando cuando en verdad está empeorando como lo dicen periódicos internacionales como el New York Times, El Wall Street Journal y El País que critican la subestimación de cifras de contagios y muertes en México.

No se diga de los intentos de dictadura de Obrador tratando de controlar disponiendo del presupuesto de la Federación sin el permiso de los legisladores. Con el ejército y la marina en las calles que estoy seguro no será para combatir el narco como lo hizo Calderón, solo él sabe cuál es su propósito. Esperemos no convertirnos en un narcoestado como Venezuela con políticas socialistas populistas que llevaron a su país a una gran crisis económica de la cual no se sabe cuándo saldrán.

Lo peor es que gran parte de la población en el país aún cree en él, y AMLO piensa que porque el pueblo aprueba lo que hace, entonces sus políticas son correctas. Pero a un CEO no se le contrata para complacer, sino para dar resultados y Obrador no los está dando, lo estamos viendo en términos económicos, de seguridad y de salud. La mayoría de la población ignora temas de administración, economía, política y salud, por eso lo aprueban ya que es un excelente embaucador oportunista que habla para engañar.

Es decepcionante nuestra realidad pero nos encontramos en el peor momento de la historia de México en los últimos cien años, con el peor Presidente de la historia de México. En fin, el tiempo dirá que sucede, pero pienso que de las grandes crisis vienen grandes oportunidades. Y un CEO las sabe aprovechar adaptándose a las circunstancias.

Espero las sepa aprovechar AMLO en su momento dejando a un lado su necedad, recapacitando sus errores, apoyándose de los que sí saben y aunque se dice que nunca es tarde para cambiar. En estos momentos de crisis económica, salud e inseguridad en el país por cada día que pasa si puede ser demasiado tarde y podríamos perder lo mucho o poco que se ha construido en nuestro gran país como ocurrió en Venezuela.

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes