Connect with us

Capital Político

Lo hacen diputado por seis horas

Adrián Rueda

Published

on

Adrián Rueda

La urgencia de Morena por complacer a Claudia Sheinbaum no sólo puso en peligro a los integrantes del Congreso de la Ciudad de México, sino también obligó a nombrar un diputado por seis horas para que votara.

Ante la insistencia de los morenos para que todos sus aliados fueran a la sesión de ayer, a fin de modificar la Ley Orgánica del Congreso para permitir las sesiones virtuales, varios tuvieron que tomar medidas extremas.

Fernando Aboitiz, quien padece un tema delicado de salud y para asistiría, se vio obligado a pedir licencia para que le tomaran protesta a su suplente, Roberto Candia, y que él pudiera votar a favor.

Aunque Aboitiz es el coordinador del PES en Donceles, llegó a esa fracción producto de una triquiñuela de los pejistas para que Encuentro Social, que sólo contaba con un diputado, tuviera dos y fuera considerado como fracción.

Apenas se supo de la licencia se empezó a comentar que Fernando sería llamado al gobierno federal, pero a las 15:00 horas Isabela Rosales, presidenta de la Mesa Directiva, recibió un oficio en el que el diputado pedía reintegrarse.

Con eso Candia —que para nada quería la curul, pues está clavado en busca de la alcaldía de Cuajimalpa—, se convirtió, quizá, en el diputado más efímero que haya tenido la capital, y todo por complacer a Claudia y a los morenos.

El rumor mañanero de que Aboitiz iría al gobierno federal se debió quizá a que al principio de la 4T, el Presidente le dijo que lo llamaría Javier Jiménez Espriú para ofrecerle algo… la llamada nunca llegó.

YSQ se lo cotorreó —lo cual es poco probable— o al secretario de Comunicaciones y Transportes se le olvidó… o peor aún, no lo hizo y no pasó nada.

Por eso, una vez que el Congreso validó las sesiones virtuales, donde no se aprobarán nombramientos o modificaciones constitucionales, Aboitiz se reintegró para trabajar y votar desde su computadora.

Pero el coordinador del PES no fue la única baja, pues el panista Héctor Barrera de plano declinó por tener covid-19 y se mantendría aislado… no políticamente, desde luego.

La verde Alessandra Rojo de la Vega se reportó convaleciente de una cirugía, y además dijo que por el contacto que tiene con sus pequeños hijos no se arriesgaría; hace bien.

La que no fue escuchada ni por sus propios compañeros fue la diputada Lilia Rossbach, que a pesar de andar con visitas el neumólogo por una falta de oxigenación, fue invitada a acatar la orden de presentarse a votar.

Al final no hubo necesidad de que todos los morenos o aliados tuvieran que ir, pues la aprobación de las sesiones a través de plataformas digitales —aunque en forma desaseada— se logró por unanimidad, con el apoyo de la oposición.

Lo que pasa es que los morenos no tenían garantizada la mayoría calificada, necesaria para la modificación, y querían asegurar el mayor número de votos y convencer a alguien de la oposición para completar.

CENTAVITOS

Resulta que Rocío Peña Nahale presumió en redes su título de  Ingeniería en Desarrollo Sustentable por el Tec de Monterrey, una carrera muy reconocida en estos momentos en que se busca la sustentabilidad en el mundo. La paradoja es que mientras ella sacaba un título en una de las escuelas más prestigiadas del país, su mamá —Rocío Nahale—, desde la Sener, cancelaba la producción de energías sustentables en el país. Cómo serán las pláticas en casa…

Periodista, especializado en política de la CDMX. Editor y columnista

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes