Connect with us

Economía para Principiantes

Los mercados y la 4T después del COVID-19

¿Ofrecerá las respuestas que la sociedad post coronavirus esperamos?

Pablo Trejo

Published

on

Pablo Trejo 

Los últimos años han sido vertiginosos en materia del comportamiento de los consumidores, lo que nos ha obligado a replantearnos una de las preguntas básicas de la ciencia económica ¿la demanda guía a la oferta? o ¿la oferta crea su demanda? Si bien es cierto que parecería a la pregunta acerca de que, si fue primero el huevo o la gallina, el poder responder con acierto esa pregunta definirá en mucho, el futuro de todo el sistema económico mundial.

Hasta hace no muchos años, la respuesta era sencilla. En la medida en que los consumidores requerían de algún producto, las empresas se dedicaban a fabricarlo, y aquellos que podían agregar algún a característica propia, terminaban por dominar el mercado como las marcas preponderantes. Al dominar el mercado, se convirtieron en líderes indiscutibles de sus sectores, lo que ocasionaba que, incluso sus marcas, definieran el nombre ordinario de algunas cosas. Recordamos por ejemplo que el pan de caja se le conocía como “Pan Bimbo”; al Lápiz Adhesivo “Pritt”, a la cinta con pegamento “Diurex” a los pañuelos desechables se les conocía como “Kleenex”, a los lápices de cera “Crayolas”, al café soluble “Nescafé”, al insecticida se le llamaba “Fleet” y al cloro “Clarasol”.

Todo ello cambió de manera radical con el desarrollo tecnológico en la era del internet. El dominio tan grande de las marcas en un mundo globalizado, permitió a las compañías comenzar a orientar la demanda a partir de la oferta. Ya no se trataba de adquirir un teléfono celular, si no se trataba de tener “el último modelo de la manzanita” relegando a la utilidad del producto a un segundo plano.

Ese mismo desarrollo tecnológico trajo nuevas formas de consumir, destacándose el comercio on-line, mediante el que el consumidor elige sus productos de manera virtual, los paga a través de una transferencia electrónica de recursos, y los recibe en la comodidad de su hogar. Ha sido tal el impacto de esa forma de hacer negocios, que las compañías de mayor crecimiento en la actualidad, se dedican a esos rubros.

La aparición de la pandemia por el Covid-19, ha generado cambios impensables en nuestro comportamiento como consumidores. Ya no se trata de oferta o demanda, se trata de adaptación. La imposibilidad de comprar en persona, ha obligado a que lo hagamos a distancia o que “para llevar” se esté convirtiendo en la nueva normalidad. Desafortunadamente, esas modalidades, requieren de una menor cantidad de trabajo humano. Si los restaurantes sirven comida para llevar, meseros hostess y garroteros, se encontrarán pronto sin trabajo.

¿Cómo reduciremos la enorme tasa de desempleo producto del cambio de nuestros modelos tradicionales de consumo? ¿De qué manera contribuirán las empresas dominantes del mercado a la estabilidad generando empleos? Y lo más importante ¿Qué harán nuestros gobiernos?

Grandes retos requieren de grandes ideas y de grandes innovaciones, y en el mercado de la política, quien las ofrezca, será quien gane. Por ahora la 4T lleva la ventaja ¿Ofrecerá las respuestas que la sociedad post coronavirus esperamos?

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes