Connect with us

Capital Político

Morena desprecia a los pobres

Adrián Rueda

Published

on

Adrián Rueda

Algunos pejistas están haciendo creer a su coordinadora legislativa local, Martha Ávila, que se está empoderando rápidamente en Donceles, lo que no lograron sus antecesores… y lo peor es que ella se lo está creyendo.

Ávila es la tercera dirigente de la bancada morena en lo que va de la actual legislatura y, efectivamente, es quien ha unificado a la diputación, pero porque es una marioneta a la que todos mangonean.

La primera coordinadora fue Ernestina Godoy, que por haber sido una imposición presidencial creyó que todos se le iban a cuadrar. Duró apenas tres meses y Claudia Sheinbaum la tuvo que rescatar en la Fiscalía de la Ciudad de México.

Jamás tuvo el control ni el respeto de su bancada y salió por la puerta de atrás; llegó Ricardo Ruiz, eterno suplente de Alejandro Encinas, que también se la creyó que iba a coordinar y no duró ni un año.

Su problema fue que se resistía a ser mangoneado, pero su nula fuerza y escasa capacidad política terminaron por hacer crisis y acabó —como la muñeca fea— olvidado en un rincón de Donceles.

Fue entonces que Valentina Batres y José Luis Rodríguez, quienes, tras bambalinas, se disputan el poder en Donceles, se decidieron por Martha Ávila y no se equivocaron: su compañera resultó completamente dócil.

Ella cree que se está empoderando porque la dejan hablar, pero dice exclusivamente lo que le dictan. Por eso no tiene problemas, es un auténtico florero. Cuando la oposición o el gobierno quieren arreglar algo, no es con ella.

Lo que Ávila percibe como empoderamiento no es más que la manipulación que de ella hacen sus compañeros para que dé la cara sobre el sucio actuar pejista en Donceles.

Apenas el lunes denunció que el panista Mauricio Tabe tiene secuestrada la Junta de Coordinación Política, máximo órgano de gobierno, y que, como presidente, se niega convocar sesiones y, cuando lo hace, las corta al momento que se le da la gana.

Nada más falso, pues si alguien ha buscado integrar todas las propuestas que surgen en el Congreso es precisamente Tabe, quien incluso siempre está buscando la forma de combatir el escandaloso rezago legislativo.

Los morenos no van bien, pues, en automático, se han negado a apoyar incluso a sus aliados, quienes, en la sesión del lunes, pidieron reuniones virtuales con funcionarios de Sheinbaum para buscar apoyo a tianguistas y comerciantes locales que ya pasan hambre.

La propuesta vino de Miguel Ángel Melo, del PES, que es su aliado, quien fue apoyado por Circe Camacho, otra aliada del PT, que, ante la negativa pejista, de plano dijo que Morena ha abandonado a quienes votaron por ellos.

Por eso dicen que Ávila cree que empoderarse es vetar acciones para los más necesitados y servir de tapete al gobierno; lo que no ve es que sus compañeros la ponen al frente para que sea el fusible cuando llegue la descarga.

Mientras tanto, los pobres sufren el desprecio moreno.

CENTAVITOS

Quienes apostaban a que Octavio Campos llegaría a Comunicación Social de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana acertaron, pues el próximo viernes toma posesión del cargo. Campos ya se reunió con funcionarios de alto nivel en esa dependencia, a la que le hacía falta alguien que le supiera al asunto, sobre todo por los días tan complicados que se avecinan para Alfonso Durazo y su equipo.

Periodista, especializado en política de la CDMX. Editor y columnista

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes