Connect with us

Economía para Principiantes

El problema no está en las ideas

Los planteamientos de Stiglitz, coinciden en esencia con lo que ha venido declarando en los últimos meses López Obrador

Pablo Trejo

Published

on

Si pudiésemos hacer un comparativo con la industria del Rock and Roll, el economista norteamericano Joseph Stiglitz, sería el equivalente de artistas tan famosos como Bruce Springsteen o Bono, de U2. Cuando Stiglitz aparece en los medios de comunicación, ya sea promocionando un nuevo libro, o dando su punto de vista sobre algún tema de actualidad, aquellos que toman decisiones en el mundo, lo escuchan. Tal vez la excepción sea Donald Trump, a quien le gustaría no solo sacarlo de su país, si no del planeta, ya que es uno de sus críticos más acérrimos.

Stiglitz ganó el Premio Nobel de Economía por sus teorías sobre el impacto de la información asimétrica en los mercados, demostrando que bajo ninguna circunstancia habrá plena satisfacción entre vendedores y compradores, dado que ambos siempre se ocultan información, y aquí viene lo interesante: esa información asimétrica explica el porque “los mercados sin trabas, a menudo, no sólo no alcanzan la justicia social, sino que ni siquiera producen resultados eficientes”. Dado que los mercados son incapaces de generar justicia social, yen cambio, si provocan desigualdad, es imperativo que el Estado se involucre generando los equilibrios que garanticen el bienestar colectivo.

El pasado viernes, Stiglitz apareció en la agenda pública haciendo una importante crítica a la forma en que todos los países habían enfrentado la aparición de la Pandemia Covid 19, y aprovechó la ocasión para hacer una severa crítica a la importancia que se le ha dado al PIB, en lugar de preocuparnos por medir conceptos mucho más importantes como el bienestar colectivo, la sustentabilidad de la economía, o la justicia social.

Los planteamientos de Stiglitz, coinciden en esencia con lo que ha venido declarando en los últimos meses López Obrador. Coincidencias pueden encontrarse también con los postulados del otro gran Rock Star de los economistas, Thomas Piketty, lo que nos deja claro que las ideas de la 4T no son tan caducas como muchos critican ¿Porqué está resultando tan complejo para el presidente, poder transmitir su mensaje, si este coincide con las tendencias económicas de actualidad en el mundo? ¿Porqué cuando un país europeo hace suya la idea de desaparecer el PIB para buscar un indicador que refleje cosas más importantes de la vida que el puro crecimiento, se genera una especie de admiración, y cuando esa misma idea se plantea aquí, se habla de retroceso?

Si el problema para asimilar lo que nos esta queriendo trasmitir el presidente, no está en la parte ideológica, entonces se abre una pregunta interesante ¿Podría un cambio de estrategia mejorar esa percepción de obsolecencia que utilizan los partidos de oposición?

Si las ideas del presidente se alinean con las de estas figuras de la economía mundial, ¿no sería buena idea invitarlos a que nos compartieran desde su perspectiva, lo que está sucediendo en el mundo? Tal vez, viniendo de Stiglitz la idea de desaparecer el PIB, podría resultar mucho más atractiva, incluso podría ponerse de moda. ¿Por qué no?

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes