Connect with us

Pluma Invitada

Venden nanotecnología ilegal

La Cofepris confirma que Nanogel carece de registros sanitarios para tratar el pie diabético

Avatar

Published

on

Víctor Hugo Arteaga y Gustavo Bécquer

Un medicamento para controlar los estragos del pie diabético, desarrollado y vendido desde hace cinco años por la empresa NanoTutt de la científica mexicana Tessy López, se vende de manera ilegal y carece de todos los registros sanitarios, confirmaron autoridades del Gobierno Mexicano.

Nanogel, el medicamento mexicano producido por la empresa NanoTutt S.A. de C.V. carece de permisos sanitarios y es comercializado en diferentes páginas de ventas en México y Estados Unidos, principalmente Mercado Libre.

 

La Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris), encargada de regular en México el desarrollo y venta de productos relacionados con la salud, confirmó que el medicamento y la empresa que lo desarrolla no cuentan con permisos sanitarios otorgados para la venta al público del producto.

Tampoco el laboratorio donde se fabrica cuenta con los permisos sanitarios requeridos para su producción, por lo que alrededor de 17 mil tratamientos vendidos en los últimos cinco años son ilegales y un riesgo para la salud.

El producto se vende entre 400 y 600 pesos en un sofisticado método en el que se debió haber facturado alrededor de 10 millones de pesos, y que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) dejó de percibir en impuestos, debido a que los pagos se hacen parecer una “cuota de recuperación”.

Sin embargo, cuando un interesado paga a través de Mercado Libre, no se emite una factura para poder deducir impuestos. Tampoco se indica que es una “cuota de recuperación”.

Este es sólo el último dato de la actualización que involucra a la científica mexicana Tessy López Goerne, quien durante casi cinco años se hizo pasar como nominada al Premio Nobel de Química, otro de sus engaños.

Tessy López Goerne declaró en medios que el medicamento Nanogel inició su producción hace diez años, cuando se comenzaron las investigaciones en el laboratorio de la Universidad Autónoma de México (UAM).

Con las primeras pruebas de esas investigaciones, Tessy López creó a finales del año 2015, junto con otros inversionistas la empresa Nano Tutt, en donde se encuentra el laboratorio en el que se fabrica el medicamento.

La Cofepris cuenta con una base de datos de todas las empresas que están certificadas para fabricar medicamentos o equipos médicos con nanotecnología, para que los pacientes puedan corroborar el cumplimiento a la ley de los fabricantes de conformidad con el artículo 198 de la Ley General de Salud. En la lista no aparece Nanotutt S.A. de C.V.

Entrevista realizada para Contra Réplica, Hair Muñoz, vocero y encargado de medios de Tessy López Goerne, señaló que la solicitud del permiso de Cofepris sigue en la primera etapa luego de cinco años de operación.

Respecto a si la empresa cuenta con algún registro y su avance en el trámite, Muñoz comentó que “realmente como tal, con una institución de salud no tenemos cómo algo donde obtengamos indicadores y números”.

“Con el tema de Cofepris, en este momento estamos en el tema del dossier, que es todo el tema de la carpeta de la investigación, la van a revisar para que se haga la primera visita de inspección”, declaró Muñoz.

López Goerne y la empresa Nanotutt han fabricado y comercializado su producto ilegalmente por 5 años, sin licencia de fabricación y sin el registro sanitario que corresponde de acuerdo a los artículos 221, 204 y 376 de la Ley General de Salud, requisitos que la ley exige sean cumplidos inequivocamente “previo” a la fabricación y comercialización de los insumos para la salud.

La ley establece que los trámites ante la Cofepris deben resolverse en 60 días.

Ninguna empresa ha durado más de cinco años para recibir la autorización, ya sea para certificar algún laboratorio o para comercializar productos médicos.

El vocero de Nano Tutt declaró que luego de cinco años están en espera de recibir la primera visita de Cofepris y no estuvo en condiciones de presentar el certificado del organismo de salud, ni para el laboratorio, ni para el Nanogel, ni su fabricación y comercialización.

“Hemos hecho protocolos hace algunos años cuando se empezaron a tratar los pacientes con el gel. Se llevan tal cual cómo deben ser los tratamientos médicos y obtenemos los resultados. De ahí obtuvimos el resultado que está publicado en la Facultad de Medicina de la UNAM”, dijo el vocero de Nano Tutt.

Los protocolos hechos por Tessy López y Nano Tutt, para su Nanogel, tampoco se encuentran listados en la página de Protocolos Autorizados por la COFPERIS en cumplimiento al artículo 102 de la Ley General de Salud.

La ejecución de esos protocolos sin legalizar, pone en riesgo la salud de los paciente y configura un delito de acuerdo al artículo 465 de la Ley General de Salud, donde señala que por la investigación en pacientes sin autorización de la Secretaría de Salud se impondrá una pena de hasta 8 años de prisión .

“Desde hace cinco años comenzamos la construcción de nuestro laboratorio y desde ese entonces hacemos la producción de nuestras nanopartículas aquí”, comentó el vocero de Nano Tutt.

Datos entregados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en el año 2019, establece que en México existen 8.6 millones de personas mayores de 20 años de edad que recibieron el diagnóstico médico como diabéticos.

Los datos recaudados en la pasada Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) en el 2018 del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), señaló que esta enfermedad va en aumento y en comparación con el 2012 ahora se tienen 2.2 millones más de diabéticos tan sólo en seis años.

LA NOMINACIÓN AL NOBEL QUE NO FUE

Esta no es la primera vez en la que la ética profesional de Tessy López Goerne es puesta en duda, pues se le señaló en el pasado de aprovechar un error de varios medios de comunicación de México que se confundieron y la consideraron candidata al Premio Nobel de Química 2016.

López Goerne fue reconocida por el Council for Parity Democracy en el Reino Unido en el 2016, como una de las 270 mujeres activas en el campo del Premio Nobel y señalada como una de las cuatro científicas que en algún momento podrían ser consideradas obtener el galardón.

Sin embargo, el reconocimiento del Council for Parity Democracy no es una nominación, ni tiene qué ver con el Premio Nobel, pero en México comunicadores con poco conocimiento técnico del tema se confundieron y arrastraron consigo a otros con más experiencia.

Las televisoras más importantes de México se vieron envueltas en esta confusión y se volcaron en busca de López Goerne y en varios de los programas de mayor audiencia del país fue presentada como la mexicana candidata al Premio Nobel.

La falla de las televisoras, los conductores o periodistas fue bien capitalizada por la científica, que jamás en sus entrevistas, aclaró que ella nunca fue nominada al Nobel de Química.

Incluso, en los videos que aún están en las plataformas de internet, se puede ver a Tessy López sin corregir a sus entrevistadores y permitió de esa forma, que millones de televidentes se quedaran con la idea de que en realidad fue candidata.

En una entrevista del 15 de diciembre del 2017 por el programa Al Filo de ADN 40 en Televisión Azteca, conducido por la periodista Ana María Lomelí, Tessy López afirmó que se enteró de su candidata al Nobel por parte de los medios de prensa mexicanos que empezaron a hablar de ella.

Contra Réplica, solicitó a Nobel Prize y a la Royal Swedish Academy of Sciences, datos sobre la posible candidatura de la Tessy López Goerne el pasado 1 de mayo.

La respuesta llegó el 4 de mayo desde la Secretaria de Prensa de la Fundación Nobel. En ella Eva Nevelius, informó que por cuestiones de seguridad de los candidatos y sus trabajos, sólo se da a conocer el nombre de los ganadores y los nombres del resto de los contendientes son guardados durante 50 años.

La fundación que preside el Premio Nobel no pudo confirmar ninguna candidatura de Tessy López Goerne.

En México, medios de prensa, algunos de los más importantes a nivel nacional, no solicitaron información a la Fundación Nobel y todo hace indicar que esto fue aprovechado para que Tessy López se hiciera publicidad, tanto ella y su producto Nanogel.

De acuerdo a lo explicado por Eva Nevelius de Nobel Prize, ningún medio de prensa pudo enterarse de dicha nominación antes que la propia Tessy López.

Ella debió ser contactada por algún miembro del Comité de Nominaciones de la Royal Swedish Academy of Sciences, que le solicitara una carpeta para estudiar sus trabajos científicos y ver si podía ser candidata.

Incluso en su página oficial de facebook, en la que promociona su laboratorio y su producto Nanogel, Tessy López subió de nueva cuenta el pasado 19 de mayo el video de la entrevista de ADN 40 con la periodista Ana María Lomelí, en donde se le presenta como candidata al Nobel, sabiendo ya del error.

La persona que hasta hace unas semanas era la encargada de medios y prensa de Tessy López, Jeovanna Pineda, señaló que la doctora ya aclaró hace tiempo el error del Nobel en sus redes sociales.

Sin embargo, luego de que fueron varios los medios de prensa y cadenas de televisión que difundieron la noticia, el sólo explicar en sus redes sociales limitó a un pequeño número de seguidores la explicación del error, mientras que fue una cantidad mucho mayor la que se quedó con la falsa idea.

Contra Réplica, solicitó cinco veces durante el último mes entrevistar a Tessy López Goerne, sin que ella o su equipo de prensa y relaciones públicas pudiera confirmar la entrevista.

La última vez el martes 26 de mayo a las 16:00 horas se pactó la entrevista vía telefónica, la cual fue rechazada de última hora.

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes