Connect with us

Economía para Principiantes

Breves consejos de Pep Guardiola a López Obrador

¿Estará rodeado el presidente de buenas personas? ¿Habrá quién le dispute una idea al señor presidente?

Pablo Trejo

Published

on

En este espacio hemos hecho uso de la analogía entre los deportes y la política para poder hacer más explícitos algunos de nuestros puntos de vista, y en esta ocasión recurriremos al deporte más popular del mundo y a una de sus grandes estrellas. El Catalán Josep Guardiola, mejor conocido como Pep Guardiola, es tal vez el entrenador más exitoso de todos los tiempos, y en recientes días ha sido publicada una biografía que retrata las claves de su éxito, y que van mucho más allá de las que cualquiera de nosotros pensaría -disciplina, estudio, trabajo arduo, motivación, etc-.

En su más reciente aventura como entrenador dirigiendo al Manchester City de Inglaterra, Guardiola nos ha obsequiado algunas frases que podrían aplicarse perfectamente a nuestro entorno como país: en su cubículo, tiene escrito en catalán -su lengua materna- “Primer és saber qué fer. Després, saber como fer-ho!, que traducido al español es “Lo primero es saber que hacer. Después ¡saber hacerlo!

Creo que a todos nos queda clara la visión de país que tiene nuestro presidente. López Obrador ha repetido en innumerables ocasiones sus prioridades, ha anunciado sus objetivos, y todos los días nos repite como letanía el país que imagina. Es decir, tiene perfectamente claro lo que quiere hacer. El saber qué fer catalán. El problema inicia, cuando se trata de convertir en acciones las ideas, es decir, el saber como fer-ho!, lo que lo coloca en un escenario de fragilidad ante el escrutinio público. Y aquí es en donde viene la segunda frase de Pep Guardiola que utilizaremos el día de hoy “Para poder tener éxito, se necesita rodearse de un gran equipo. Tal vez no de los más capaces, pero sí de los que crean en ti, que sean buenas personas en su vida privada y que estén dispuestos a disputarte una idea cuando crean que la suya es mejor”.

Llaman la atención dos conceptos fundamentales: que los colaboradores en el proyecto sean buenas personas en sus vidas privadas, y que estén dispuestos a debatir una idea del líder. Pensemos ahora en nuestro México lindo y querido. ¿Estará rodeado el presidente de buenas personas? ¿Habrá quién le dispute una idea al señor presidente?

Un tercer concepto de Pep: la medición de rendimiento de los parámetros individualizados, o lo que es lo mismo, el poder saber quien ha ido l límite de sus capacidades para beneficiar al equipo, y quien se ha dedicado a simular, tratando de esforzarse lo menos posible, pero eso sí, gozando del triunfo colectivo. De eso depende quienes serán los titulares y quienes irán a la banca. ¿A poco no se nos vinieron a la mente algunos nombres del gabinete del presidente? Una última reflexión: Pep dice constantemente “quienes se levantan temprano, muy temprano, hacen a un país imparable”, lo que podría traducirse en algo muy simple: si todos trabajamos al parejo, en un mismo sentido y arduamente, un futuro promisorio estará asegurado. No estaría nada mal que el presidente o sus asesores leyeran el “Cuaderno de Mánchester”.

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes