Connect with us

Capital Político

La sombra de Ahumada en la 4T

Adrián Rueda

Published

on

Cuando en enero pasado la Comisión Permanente del Congreso de la Unión ratificó el nombramiento de Thalía Concepción Lagunes Aragón como nueva oficial mayor de la Secretaría de Hacienda, los legisladores destacaron su amplia experiencia en el área.

La funcionaria venía de ser directora de la Secretaría Técnica del Gabinete de la Presidencia de la República, y ocuparía el lugar de Raquel Buenrostro, quien había sido nombrada jefa del Sistema de Administración Tributaria.

Las credenciales de Lagunes Aragón, egresada del IPN, mostraban una cercanía con los gobiernos del PRD en la capital, sobre todo con los de Andrés Manuel López ObradorMarcelo Ebrard y dos años con Miguel Ángel Mancera.

Su experiencia en áreas de administración y finanzas del gobierno era innegable, pero pocos prestaron atención de su paso por la Secretaría de Finanzas del entonces Gobierno del Distrito Federal, donde en 2003 fue subsecretaria de Egresos hasta 2007.

¿Y qué tiene de malo que haya desempeñado ese cargo en épocas de López Obrador como jefe de Gobierno de la capital del país?

Pues que en ese tiempo su jefe directo en Finanzas era Gustavo Ponce Meléndez, el mismo que fue exhibido apostando miles de dólares en casinos de Las Vegas, con dinero que le daba el empresario argentino Carlos Ahumada Kurtz.

¿Y qué con eso?, se seguirán preguntando algunos, pues lo que haga el jefe es cosa de él, y tendrían razón.

Lo que pasa es que en su libro Derecho de réplica, donde el empresario da su versión sobre los videos que envolvieron en el máximo escándalo de corrupción de cualquier gobierno emanado de la izquierda, menciona directamente a la hoy funcionaria federal.

En la página 74 del libro, Ahumada narra que conoció a Ponce Meléndez a insistencia de Lagunes Aragón, en una comida en el restaurante Suntory, a la cual lo acompañó el artista y filósofo Alberto Híjar, destacado defensor de las luchas de izquierda en América Latina.

El interés de Thalía por presentarlo con el secretario de Finanzas, asegura el empresario, fue porque en ese tiempo su empresa, Grupo Quart, era el principal contratista del Gobierno del DF, y ella le había recomendado acerarse a Ponce para acelerar los pagos por las obras.

Lo que sucedió después es historia conocida, que concluyó con la fuga y posterior captura y encarcelamiento de ambos personajes por corrupción.

Pero conviene recordar que Ahumada Kurtz estuvo preso de abril de 2004 a mayo de 2007 en el Reclusorio Norte, acusado de fraude genérico por cobrar 31 millones de pesos por obras que nunca realizó en la delegación Gustavo A. Madero.

Lo curioso es que, tres meses antes de ser encarcelado, como subsecretaria de Egresos, Lagunes Aragón había firmado el oficio SE/375/04, en el que descartaba que en esa demarcación se hubiera pagado dicha cantidad al empresario argentino.

Que quede claro que nadie está acusando de nada ilegal a Thalía, quien la involucra y mancha su nombre es directamente Ahumada, lo que no deja de ser una sombra dentro de la 4T.

CENTAVITOS

Tan perdido anda el PRI en estos momentos, que uno de sus más destacados personajes, quien ha sido dirigente, ideólogo y representante legislativo, ha decidido renunciar al partido en el que militó por cerca de 50 años: el viernes pasado, Manuel Jiménez Guzmán dijo adiós a las filas del tricolor.

Periodista, especializado en política de la CDMX. Editor y columnista

Continue Reading
Advertisement Article ad code
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Los influyentes

Twitter

Facebook

Advertisement Post/page sidebar widget area

Recientes